domingo, 8 de mayo de 2016

Sociedad secreta de los caballeros Templarios

Sociedad secreta de los caballeros Templarios: Monjes guerreros y guardianes de tesoros sagrados

Sociedad secreta de los caballeros Templarios: Monjes guerreros y guardianes de tesoros sagrados


Los Caballeros Templarios constituían una sociedad secreta cuyo verdadero propósito sigue siendo un misterio a día de hoy, y continúa siendo motivo de intensos debates entre estudiosos e historiadores. Los Templarios dejaron atrás numerosas pruebas de sus acciones, que se han transmitido de generación en generación, ocultas en antiguos manuscritos y descubiertas por arqueólogos y expertos. Su historia resulta fascinante y despierta la curiosidad: ¿fueron enviados a Tierra Santa, más concretamente a Jerusalén, para proteger a los peregrinos cristianos, o en misión secreta con la intención de desenterrar valiosos hallazgos ancestrales y tesoros ocultos bajo los templos y lugares sagrados?


Los caballeros Templarios eran miembros de una orden militar cristiana fundada en torno a los años 1118-1119 en Jerusalén por el caballero francés Hugo de Payens. Durante casi dos siglos, esta organización fue la orden más poderosa de todo el mundo medieval. Formaron el primer ejército permanente de Europa desde la caída del Imperio Romano, y según las crónicas, en su momento de máximo poder y expansión, alrededor del año 1300, sus miembros eran decenas de miles. En un principio, eran un total de nueve caballeros fundadores quienes componían esta organización. Nueve caballeros que estaban relacionados entre sí a través de lazos de sangre, o por medio de diversos enlaces matrimoniales. Ser monjes y soldados era una paradoja sin precedentes. En Europa, los orantes nunca habían tomado las armas, y menos aún jurando a la vez los votos de pobreza, obediencia y celibato. Los Caballeros Templarios creían que luchaban por Dios, y que si caían durante la batalla, serían enviados directamente al cielo. Jamás se rendían si no eran superados en número por más de tres a uno. Leer más:

En la actualidad existen en Europa cientos de antiguos emplazamientos templarios repartidos por todo el continente que recuerdan su existencia y modo de vida. A principios del siglo XIV se contaban alrededor de 15.000 propiedades y bienes inmuebles templarios: una inmensa red que se extendía desde Inglaterra hasta Egipto y cuyo centro neurálgico se ubicaba en Francia, corazón del mundo medieval en aquel tiempo. Las historias populares narran que el propósito de la Orden del Temple era proteger a los peregrinos que viajaban a lo largo de la costa del Mediterráneo hasta Jerusalén. Durante la Edad Media, gracias a la protección de los Templarios, los peregrinos occidentales veían garantizada su seguridad a lo largo de ciudades, caminos y montañas. Pero, además de dicha protección, los Templarios también defendían el reino cristiano de Jerusalén y otros lugares sagrados como parte de su deber.
Representación artística de un caballero templario
Durante 200 años, se libraron Cruzadas en nombre de Dios, consideradas como un choque entre civilizaciones. Fue entonces cuando nació una encarnizada confrontación, entre el Occidente Cristiano y el Oriente Musulmán, que en muchos aspectos ha perdurado hasta nuestros días. En 1065, Jerusalén fue tomada por los turcos. Fue entonces cuando gentes de toda la cristiandad se animaron a luchar para reconquistar la ciudad. Asimismo, otra de las razones que provocaron la convocatoria de las Cruzadas fue la voluntad de la Iglesia de bloquear cualquier eventual incursión islámica en tierras cristianas. Así, el 27 de noviembre del año 1095, el Papa Urbano II dio un discurso en el que exhortaba a los cristianos a levantarse contra los musulmanes en Tierra Santa. En aquellos momentos, los musulmanes controlaban España y parte de Europa del Este. Miles de cristianos respondieron a su llamada empuñando la espada, pero sólo unos 1.000 llegaron a Jerusalén.


Con los cristianos occidentales unidos a los bizantinos del este y a los cruzados, liderados por Godofredo de Bouillon, se reconquistó Jerusalén en el año 1099, después de cinco semanas de asedio contra los turcos. Con los lugares santos de nuevo en manos cristianas, los occidentales comenzaron a viajar a Jerusalén de forma masiva. En aquellos tiempos, la vida fuera de las murallas de las ciudades era muy peligrosa, y se hizo necesaria la creación de un cuerpo de élite que asegurase la protección de los peregrinos. Fue entonces cuando nacieron los primeros Caballeros Templarios.


Cuando volvieron a casa en el año 1128, tras la Primera Cruzada, los Templarios eran ricos e influyentes, y sólo se sometían a la autoridad del Papa. No pagaban impuestos y se les permitía cruzar, libremente, las fronteras de los países europeos. Desde 1150 en adelante, custodiaban el camino hasta Jerusalén, habiendo ideado un sistema que permitía a los peregrinos viajar sin dinero ni objetos de valor, lo que les protegía de ladrones y asaltantes. Los Templarios entraron también en el negocio de la banca, y establecieron sedes en toda Europa, convertidos en depositarios de inmensas riquezas. Los servicios financieros que ofrecían los Templarios se convirtieron en modelo del sistema bancario actual, con transferencias monetarias, planes de pensiones y cheques de viajes. Tal riqueza los convirtió en los más destacados banqueros de su época, así como en la primera corporación multinacional occidental. Su actividad más controvertida consistía en la emisión de generosos préstamos. Tanto príncipes como plebeyos, se convirtieron en «clientes» de la «banca templaria», hasta tal punto que numerosos estados eran deudores de los Caballeros del Temple. La iglesia, contraria a la usura hasta ese momento, hizo la vista gorda.
Monedas de oro de los cruzados del reino de Jerusalén. Dinares de estilo europeo expuestos en el Museo Británico de Londres, Inglaterra.

El 4 de julio del año 1187 los cristianos fueron diezmados en la batalla de Hattin. Fue el peor desastre militar en Tierra Santa, y una de las peores derrotas para el cristianismo. Los Templarios fueron pasados a cuchillo por los conquistadores musulmanes, que volvieron a ocupar la ciudad de Jerusalén. Con esta nueva caída de Tierra Santa en manos del Islam, la Orden Templaria perdió su propósito fundacional y se convirtió en un banco para deudores infelices. Con el fracaso de las Cruzadas y los cierres posteriores de los pasos y caminos hacia Tierra Santa, los Caballeros Templarios ya no tenían motivos para continuar existiendo. Se habían transformado en un ejército permanentemente itinerante por Europa, que no respondía a nadie y sin batallas en las que luchar. Fue entonces cuando todas las miradas cayeron sobre ellos, debido a la riqueza y el poder político que poseían, y empezaron a ser vistos como una gran amenaza para los poderosos de su tiempo.

Durante el siglo XIV, el Temple comenzó su decadencia. En 1302, el rey de Francia Felipe IV entró en conflicto con el Papa. Con una gran necesidad pecuniaria debido a sus numerosos enfrentamientos bélicos, inició una feroz campaña, hábilmente dirigida, para suprimir a los Templarios, hacerse con sus riquezas y, al mismo tiempo, dar un toque de atención al Papado.


El viernes 13 de octubre del año 1307, todos los Caballeros Templarios de Francia fueron apresados por agentes del rey Felipe. El monarca ordenó que cualquiera de ellos residente en el país fuera encarcelado. Fueron torturados hasta confesar herejía, homosexualidad y/o negocios deshonestos. Fueron acusados de delitos capitales y perdieron sus propiedades. Muchas de sus confesiones carecían de sentido y se debieron a las torturas sufridas, pero después de obtenerlas, el papa Clemente V comunicó en el año 1312 a los soberanos cristianos que despojaba de todos sus poderes a los Caballeros Templarios. Desde entonces, la Orden del Temple pasó a la clandestinidad y sus movimientos han sido un misterio.

Ejecución de caballeros Templarios ante Felipe el Hermoso. Ilustración del manuscrito de Boccaccio «Des cas des nobles hommes et femmes»

Conspiración contra los Templarios.

Tras el edicto de Clemente en 1312, los Templarios prácticamente desaparecieron de las páginas de la historia. Disponemos de poca información acerca de lo que les sucedió a los cientos, posiblemente miles de Templarios que no fueron detenidos. Según algunos documentos, su gran flota de barcos desapareció, y es posible que huyeran a Escocia, importante bastión templario en su momento. También podrían haberse dirigido a Suiza o haberse ocultado en los Alpes del sur de Francia (su interminable cadena de montañas habría sido un escondite perfecto para sus tesoros). Sí se les puede seguir la pista a algunos de los supervivientes de la Orden del Temple, ya que en algunos casos la orden simplemente cambió de nombre, convirtiéndose por ejemplo en los Caballeros de Cristo en Portugal.



Pero de todos los misterios que rodean a los Caballeros Templarios, uno de los más desconcertantes sigue siendo el de su estancia en Jerusalén. Los Templarios literalmente desaparecieron durante nueve años, y lo que hicieron allí en todo este tiempo continúa siendo un enigma a día de hoy. Se trataba de nueve monjes de mediana edad que difícilmente podrían haber protegido a los viajeros que entraban y salían de Jerusalén. Tampoco parece existir documento alguno que nos hable de peregrinos custodiados por los Templarios en este tiempo. En 1867 una pista salió a la luz cuando un equipo arqueológico británico empezó excavar bajo el Monte del Templo de Jerusalén. Allí descubrieron túneles excavados verticalmente desde una mezquita hasta una profundidad de unos veinticinco metros, para a continuación extenderse horizontalmente bajo la cúpula del templo del rey Salomón. Se encontraron diversas armas templarias en estos túneles, prueba de que habían sido utilizados por ellos. Según la teoría comúnmente aceptada, los Caballeros Templarios estaban excavando bajo el Templo en busca del tesoro que habrían ocultado allí los judíos al destruir los romanos el Templo en el año 70 d. C. Otras hipótesis sugieren que los Templarios custodiaban el Santo Grial y habían descubierto en Jerusalén grandes tesoros. El Templo de Salomón albergó en el pasado el Arca de la Alianza y las Tablas de la Ley con los Diez Mandamientos. Existen escritos masónicos de principios del siglo XIX que citan los documentos que supuestamente vinculan a los Templarios con el Arca de la Alianza y el tesoro enterrado bajo el Templo de Salomón. Pero independientemente de cuál de las teorías sea la correcta, lo cierto es que cuando los primeros Caballeros Templarios regresaron a Europa, eran más ricos, poderosos e influyentes de lo que habían sido jamás.

Artículo publicado en CodigoOculto.com: Sociedad secreta de los caballeros Templarios: Monjes guerreros y guardianes de tesoros sagrados http://codigooculto.com/2016/05/sociedad-secreta-de-los-caballeros-templarios-monjes-guerreros-y-guardianes-de-tesoros-sagrados/#axzz488JM14Wq

viernes, 11 de julio de 2014

LA PALABRA SAGRADA DEL MAESTRO



En la Masonería hay dentro de los diversos GGr.: muchas de esas Palabras llamadas Misteriosas o Poderosas, Pistas conductoras hacia una única Perdida Palabra de la cual las Palabras Misteriosas o Poderosas no son sino diferentes aspectos de aquella Palabra Perdida. Ocasionalmente nos referiremos a una de esas PPal: Misteriosas, que es en el Gr.: 3o.: del R.: E.: A.: y A.: la llamada "Palabra Sagrada", recordada siempre a través de las letras que adornan el Mandil del Maes.: M.: que por el momento llamaremos "M B".



La Palabra Sagrada del Gr.: de Maestro no ha de confundirse a nuestro entender con la Pal.: de Maest.: que los tres Malvados CComp.: Asesinos pretendieron en vano arrancarle a la Fuerza al Maest.: Hiram. En realidad tal Pal.: de Maest.: nos es Desconocida e incluso como dice Login, para ese Enigma no hay otra Respuesta que el Eco de nuestra pregunta y nunca sabremos si la encontraremos. Pero la Pal.: Sag.: de Maest.: es también un Misterio porque está en discusión cuál sería realmente la misma y qué significaría. Está en cuestionamiento por otro aspecto, si la palabra "M.: B.:" ("M B") sería una o dos Palabras.



En nuestro Rit.: en la práctica del Tercer Gr.:, en el Rosicrucanismo de Kilwinning o en el Grado 9. de la Mas.: Adonhiramita, en los Grados 10, 15 y 18 del Rito de Misraim, la palabra M.: B.: (permítasenos pronunciarla todavía "Eme Be") la conocemos como "Moabon" o "Mohabon" (con o sin "H" en el medio) y la traducimos o queremos significar tradicionalmente como "La Carne se desprende de los Huesos" o "La Carne abandona los Huesos" ("La Chair quitte les Os", como se dice en los RRit.: Franceses), recordando la Exclamación en la Leyenda del Tercer Gr.: de los HH.: fieles, representados en la Cer.: por los VVenb.: HH.: Pr. y Seg.: Vig.: cuando una vez despejado el Cadáver de Hiram del Pozo o Tumba en que había sido enterrado, intentan levantarlo por el Sig.: de Comp.:.



Etimológicamente no puede pretenderse que la Palabra "Moabon" signifique "La Carne se desprende de los huesos". En primer lugar porque "Moabon", suponiendo que fuera una Palabra Hebrea o Aramea (recordando que la Leyenda del Tercer Gr.: se ambienta en la antigua Israel del Rey Salomón), en dichos idiomas no significa nada ni hay ninguna Palabra de tal clase, por lo que no puede dársele equivalencia con ningún concepto especial y nada puede asociar tal vocablo a "la Carne se desprende de los huesos" en cualquiera de esas lenguas. El H.: Salomón Sapov decía que “Moabon” podía como lo más parecido en Hebreo, significar “Es el Maestro”, pero nos permitimos dudar de ello no obstante tan autorizada opinión. Nos atreveríamos a decir que en el antiguo Fenicio tampoco nada quiere decir, por lo menos porque los antiguos HH.: probablemente no conocerían ese idioma, así que no pudieron de allí extraer o conocer el vocablo "Moabon". La expresión "Moabon" o "Mohabon" parece más una expresión fabulesca o propia de Jerigonza, a primera vista y sin perjuicio de lo que veremos más adelante.



Ridley nos dice que los Masones de “Piedra Franca” de Escocia por fines de la Edad Media y en la Epoca Moderna trataron de fortalecer su posición e Identidad mediante el uso de una Contraseña que era transmitida sólo a los Maestros Masones, a la que ni los AAp.: ni Comp..: ni Prof..: tenían acceso. Esto permitía que los Maestros Masones se reconocieran entre sí y evitaba que los AAp.: o Comp..: realizaran las Tareas de un Maestro. Esta “Palabra Clave” se hizo conocida como “Palabra Masónica” y quizá era “Mohabyn”, que se relaciona con la acepción “Marrow” y que se utilizó hasta el Siglo XIX en Escocia con el significado de “Compañero” o “Camarada”. Se cree originada en Escocia por 1550, pero es bueno recordar que en esos tiempos ni en Inglaterra, ni en el resto de las Islas Británicas ni en la Europa Continental se empleaba ninguna “Palabra Clave” para el Reconocimiento entre los Masones. Tampoco se usaba “Palabras Misteriosas” en el “Compagnonnage” (Francia) ni por los “Steinmetzen” (Europa Central).



Se dice que "Moabon" podría ser una adaptación, variación defectuosa o corrupción de los RRit.: Franceses de la expresión "Mac Benah", "Mac Benach", "Mac Benak" o "Mac Benaj" (o sea, en cualquiera de las formas que se le escriba son dos Palabras), que algunos dicen sería una Invención de Dermott o de los Antiguos HH.:. La Palabra "Mak" con "Kaf" se traduciría según algunos como "Dolor", "Herida", "Aflicción", porque en Hebreo se dice "Makh´ob" (Is. 53,3; Jr. 51,8; Job 33,19; Ec. 1,18 y 2,23), viendo así que las letras "M" y "B" serían la primera y última letras de "Makh´ob" (una sola Palabra). En algunos casos se la traduce como "Podrido" o "estar podrido" porque "Maq" con "Q" (“Qof“) en Hebreo significa "Pútrido", "Purulencia", "Podredumbre". "Benah", que para este caso no se confundirá con "Binah" ("Inteligencia") quiere decir en Hebreo "La Hija", y podría significar "Mac Benah" "Dolor de la Hija", "Hija del Dolor" o como dijera Lumen "Hija de la Podredumbre" o "de la Desgracia". Si la B.: fuera abreviatura de "Benaj" (“He” con un punto dentro) se puede relacionar en Hebreo o Arameo con el significado "Hijo de Dios", que evoca a Jesús cuya figura guarda un gran paralelismo con el Maestro Hiram, y así "Mac Benaj" sería traducible como "Dolor o Podredumbre del Hijo de Dios", recordando el Dolor de la Pasión y la Muerte de los Martirios que tanto Hiram como Jesús soportaron. En otra acepción, "Mac" significa en Hebreo "que (cosa hay) como" y podría así equivaler a "qué cosa hay como el Hijo de Dios" o "como la Hija". Mackey hace derivar "Mac Benach" del Gaélico o Céltico, donde "Mac" es "Hijo" y Benach" es "Bendito", pudiendo significar en dicho idioma "Hijo Bendito", recordando la Santidad de Jesús y de Hiram y la Preferencia que les dispensaba Dios; pero los Historicistas les dan a este significado un origen más Político que Filosófico, haciendo ver en "Mac Benach" el nombre con que los Escocistas partidarios de los Estuardo caracterizaban a su Sucesor Pretendiente del Trono de Inglaterra. En el Rito de Misraim, Grado 32 del Gran Arca, se conoce una palabra parecida, "Makbanai", que se traduce por "Humildad del Hijo" y que recuerda también a un Gadita soldado diestro que se unió a David (1 Chro. 12, 14). "Mackbenah" es en la Biblia un integrante de la genealogía de Caleb (1 Chro. 2, 49).



Otra Palabra relacionada con el Episodio y que se traduce también por "La Carne se desprende de los Huesos" es "Iclingue" o "Ic Lingue", mencionada por algunas versiones de la Leyenda Hirámica y la recogen Lumen y Eliphas Levi, que también se le traduce como "Huele Mal" . Mas esta Palabra ya no se corresponde con las letras "M" y "B", y no deja de ser asaz fantasiosa.



Se conoce como otra versión de la Pal.: Sag.: del Gr.: de Maes.: el vocablo "Majobim", "Makobim" , Machobim" o "Mahaben" que significa "Dolores" ("Makh´obim" es en Hebreo el plural de "Makh´ob", "Dolor"). Se la interpretaría litúrgicamente "Es El (el Maestro), Ha Muerto", usada en otros grados del Rit.: Escocés y por el Verdadero Maestro Escocés de Jacobo VI, de los Grandes Escoceses de la bóveda de Jacobo VI. También se usa la Palabra "Mahabin" que se significa por algunos autores como "Silencio", "Respeto". Pero también sería "Majabo´im" con "Het" ("se pronuncia como “j” española), "Escondrijos" ("latibula") según Zorell (Is. 32,2; 1S 23,23), que podría recordar como tal el Túmulo donde fue enterrado el cadáver de Hiram para su Ocultamiento.



En el Rit: de York: se hace referencia a dos PPal.: SSag.:: una conocida como "M.:H..:B.:" (tres Consonantes, que podría ser "Mahobim" dado por sílabas) o "M.:B." (dos consonantes), que significarían respectivamente según el Rito "La Muerte del Constructor" y "El Arquitecto ha Muerto". Recuerda a la palabra "M B". relacionada con la significación "Aedeficantis putrido" ("Banah" en Hebreo es "Edificar", lo que ha hecho traducir imaginariamente "Mak o Maq Benah" como "Podredumbre o Dolor del Constructor"). En otra acepción, la Palabra "M.: B.:" se asocia a "Hijo del Padre" o "de la Vida Nueva". En Charleston, se dice que la Pal.: Sag.: del 3o. Gr.: se pronuncia "Menemaharabak" según el "Diccionario Enciclopédico de la Masonería".



Entre opiniones e imaginerías, a nuestro entender, todas estas pretendidas o más serias que otras acepciones o posibles orígenes o explicaciones de la palabra "M.: B.:" (M B), no son más que especulaciones. Ninguna de ellas puede tener sino una pretensa y cuestionable explicación de cuál es y qué quiere decir la Pal.: Sag.: del Gr.: de Maes.:.



"Moabon", "Mac Benach" o cualquier otra Palabra o Palabras, no son más que convenciones simbólicas que establecen los diferentes Rituales o intentos de los Eruditos, porque respecto a cuál será la Palabra concreta, a esta altura no podrá haber acuerdo o no podrá ya saberse. Lo único que se mantiene de todas esas diferentes versiones de la Pal. Sag.: del Tercer Gr.: son las Consonantes "M" y "B", pero no parecen sino parte de una Expresión o Palabra que se perdió hasta para los IInic.: o Estudiosos. Recuerda esto en cierta forma el caso del Tetragrammaton, cuyas Consonantes se conservan pero al no recordarse las Vocales, nadie puede con propiedad decir cuál es el Verdadero Nombre Inefable, al punto que esa Palabra se olvidó.



Pero repensando lo que hemos dicho al comienzo y para nuestro tema, lo más importante de la Palabra Sagrada del 3o. Gr.: no es ella en sí misma, sino lo que ella quiere decir. Especialmente, lo que significa para nosotros y cómo la interpretamos nosotros.



En el caso de la Pal.: Sag.: "Moabon" o cualquiera fuere, lo necesario para captar la Esencia del Gr.: 3o. es en realidad entender qué significa eso de "La Carne se desprende de los Huesos".



Desde el punto de vista tanatológico, el desprendimiento de la Carne de la Armazón esquelética está asociado a la Podredumbre o Corrupción de la Materia Orgánica que sobreviene con la Muerte, y desde una perspectiva de Estado del Alma al Dolor que supone la Inevitabilidad de la Muerte y el Horrible espectáculo que supone para los que todavía estamos Vivos. Miasmas y Contaminación del Aire; un espectáculo indudablemente Lamentable, pero Real. Nos recuerda nuestra Animalidad cuyo Reino compartimos y cómo los Animales sufrimos la misma corrupción orgánica, un vértice del Delta de la Naturaleza.



Pero sólo en este vértice no está llamado el Hombre a concluirse.



Obviamente, por sí el Simbolismo de la Muerte estaría Incompleto sin algo más.



La Muerte, la Podredumbre y el Dolor es un proceso que vivimos al cabo de nuestras Vidas, pero si observamos, veremos momentos de verdadera Muerte, Dolor y Bajeza, Angustias y Agonías ligados a diferentes etapas y experiencias dentro del tránsito de cada una de nuestras Vidas, como cuando perdemos o corremos posibilidad de perder un Ser Querido, un Trabajo, cuando sufrimos nuestras Miserias y Vicios. La Muerte es, espiritual y Masónicamente hablando, no sólo un Fenómeno Físico de Aniquilación de la Vida Terrena, sino también una Experiencia dentro del Drama y a través de las diferentes etapas de nuestras propias Vidas. Pero ¿por qué y hacia qué?



Como Sociedad Positiva, la Mas.: propone que en la Agonía, la Podredumbre y el Dolor de la Muerte, tanto la propiamente dicha como la que experimentamos de alguna forma en ciertos momentos duros de nuestra Existencia, está la Oportunidad para conocer un Enorme Espacio, una Oportunidad para comprender y encarar las cosas de un modo diferente.



La Muerte tiene un Sentido insoslayable para la Comprensión de la Vida y para dar sentido y enriquecer a cada una de nuestras Vidas.



Hiram y Jesús sufrieron y vivieron la Agonía y su Deceso, para glorificarse y perpetuarse a través de ellos simbolizado en su Triunfal Resurrección que hay quienes ven corporal, y hay quienes comprenden como Espiritual.



"La Carne se desprende de los Huesos" es una Enseñanza que ya vivimos encerrados o enterrados en la Cam.: de RRef.:, donde nos despojamos de nuestra Condición de Profanos muriendo a la Terrenalidad y desprendiéndonos de nuestras Impurezas Materiales para poder acceder a la Inic.: y al Mundo Masónico; allí conocimos el Drama de Hiram sin saberlo. El proceso, que en Alquimia se conoce como "Putrefactio", es un Fenómeno de Aniquilación donde nuestras Purulencias se desprenden como Etapa Necesaria para posibilitar un Proceso posterior, una Recomposición y Resurrección simbólicamente hablando, un Mejoramiento como Personas en lo cotidiano, el Abordaje de otros Estados de Conciencia en lo Iniciático pero también en el Or.: Eterno. En todos los GGr.: se recapitula desde ópticas diferentes esta Necesidad de "Morir" o "Sacrificarse", ligada a la Esperanza de verdaderamente "Renacer". Esta Tradición Masónica que Mackey recuerda en los Antiguos Misterios se conoce como "Afanismo", la "Lección de la Muerte", es también el legado de muchas Religiones de las cuales la Masonería destiló la Esencia de su Enseñanza para Liberar lo más Puro del Hombre. Al Inic.: y al Maes.: se le invita a "Morir" dentro de Sí mismo, no sólo a contemplar o dramatizar Ceremoniales, para encontrar su más Auténtica Dimensión Espiritual. No basta como dijera Angelus Silesius contemplar la Cruz (Símbolo de la Muerte como Tránsito hacia la Gloria) en el Gólgota, sino que es necesario levantarla dentro de nosotros mismos.



"La Carne se desprende de los Huesos" para poder advertir el verdadero Valor de la Vida y como más Impresionante y Triunfal la Reviviscencia del Maes.:. De la misma manera, el Sufrimiento entre la Maldad hace más Contundente y alimenta la Esperanza de la Victoria del Bien y de la Justicia. La Comprensión de la Muerte y de las Adversidades ayuda a valorar el Milagro y las Alegrías de la Vida. La Tribulación durante nuestros Problemas Personales puede ser el Medio para emprender los Cambios que precisamos. "La Carne se desprende de los Huesos" no es un Mensaje de Derrota, sino la Antesala de la Esperanza.



QQ.: HH.:: Intentar saber cuál es la verdadera Pal.: Sag.: del Gr.: de Maes.: es mera Gimnasia Intelectual. Aprender y Vivir su Significado es lo Correcto para Disfrutar los Beneficios de su Profunda Filosofía. La Enseñanza de la Muerte que se manifiesta a través de la Pal.: Sag.: nos enseña paradójicamente el Sentido de la Vida y del Cambio. El Sufrimiento y la Podredumbre de nuestros Errores, todo Trauma o Sufrimiento, tienen un contenido Elevador porque nos educan y son Oportunidades que nos obligan primero y luego nos encaminan al Bienestar. Tras lo Peor siempre está lo Mejor, como la Noche es el recordatorio de la Luz del Día próximo. Hiram, como Jesús, como Horus, con sus Pasiones y Muertes ganaron la Gloria. En nuestra Dimensión de Seres Humanos, como Masones, se nos propone que la Muerte sea comprendida en su Sentido Pedagógico para todos los aspectos de la y de nuestra Existencia, que la vivamos o sintamos en cierto modo para poder Valorar lo que tenemos y para aspirar a otras Posibilidades Diferentes. En lo Iniciático, la Muerte Simbólica es el primer Tránsito de una Aventura a nuevos Estados de Conciencia. Tras la Aniquilación se encuentra, paradójicamente, el Acceso Directo a lo más Puro de nosotros mismos que nos reencuentra con el Cosmos y con ese Principio Superior que conocemos como el "G.: A.: D.: U.:".




sábado, 22 de marzo de 2014

Rite Ancien et Primitif de Memphis - Misraïm 
(Filiación Directa: Jean Maine - Bertiaux - Cruz)





http://otofrancohaitien.wix.com/bertiaux-duez
http://fabiosebastiancru9.wix.com/otouruguay?ref=nf
http://otofh.blogspot.com/2013/06/blog-post.html


En el siglo XIX, la Orden Hermética de la Golden Dawn fue introducida en la ciudad de Chicago, Illinois. Fue L.W. de Laurence quien al estar en contacto con ese movimiento ocultista, publicó antiguos grimorios y libros mágicos, así como algunas de las obras del fundador de la Golden Dawn, McGregor Mathers. Los grupos de la Golden Dawn de Chicago eran muy conservadores, es decir, que una vez que se habían decidido por un texto mágico básico, lo usaban durante generaciones.



Michael Paul Bertiaux nació en los Estados Unidos en 1935 y en 1963 se trasladó a Chicago, donde comenzó a dar conferencias sobre temas esotéricos. Algunos miembros de las ramas de la Golden Dawn acudieron a dichas conferencias, se identificaron ante Bertiaux como miembros de la Orden y le invitaron a entrar en ella, lo cual hizo éste en efecto. Bertiaux descubrió entonces que estos grupos se estaban eclipsando poco a poco debido a que estaban compuestos por personas de edad avanzada, que pensaban que Crowley había sido la causa de la caída y deterioro de la Golden Dawn, allá por los años veinte.



Conoció también a miembros de la Orden Martinista Tradicional, que estaba unida fraternalmente con la orden Rosacruz AMORC, y que en el pasado habían pertenecido casi todos a la Societas Rosicruciana In America (S.R.I.A.), siendo la mayoría Sacerdotes u Obispos Gnósticos. Esto significaba una pérdida paulatina de poder en la transmisión de las enseñanzas a las generaciones más jóvenes, porque este tipo de personas se mantenía en una atmósfera de secreto dentro de sus sociedades gnósticas de los años veinte, treinta, cuarenta y algunos hasta de los cincuenta. Bertiaux pensó de dichos grupos que eran símbolos del pasado, pero en un estado bastante deprimente, y que sus enseñanzas debían ser reinterpretadas de nuevo según concepciones más modernas. Michael Bertiaux fué avanzando en su conocimiento esotérico mediante su contacto con estas órdenes clásicas, aunque veía que estos grupos arcaicos estaban bajo una rígida autoridad personal de sus líderes, por lo que los estudiantes no podían avanzar sin la protección y a la vez cadena restrictiva de sus maestros. Observó tres características en estos grupos: en primer lugar, todos consideraban a Crowley como un mago negro de influencia muy negativa; en segundo lugar, estaban muy cerca del punto de vista del catolicismo ortodoxo, ya que eran por regla general devotos de la Qabalah y temas ocultos con ella relacionados; por último, casi de forma general estaban o habían estado en contacto con la Masonería del Rito Escocés, aunque había miembros femeninos por no estar estos grupos sometidos a ninguna restricción masónica. En general dependían del estudio del rosicrucianismo y estaban muy influenciados por el sistema jerárquico de grados. Bertiaux daba entonces sus conferencias sobre Crowley y su simbología, pero de una forma independiente. Esto le permitió entrar en contacto con grupos ocultistas derivados de Crowley. En Chicago, en los años veinte, existió un grupo fundado por Russell, discípulo de Crowley, que fué un mago muy poderoso que desarrolló su propio sistema de forma independiente. Su grupo trabajó posteriormente un sistema de magia metamatemática en la zona de Hollywood, California. Sin embargo, el sistema de Russell se desarrolló cuando estaba en Chicago bajo la dirección de Crowley. Fué entonces cuando fundó el Club Choronzon, que era un club de magia, organizado para enseñar sus ideas particulares sobre la magia sexual, que luego Culling publicó en forma de libro.

El sistema usado por el Club Choronzon era una mezcla de elementos del sistema de la O.T.O. de Crowley y de la Golden Dawn, aunque con ciertas modificaciones en el simbolismo. Además del Club Choronzon, existía en el área de Chicago otra Orden de orientación crowleyana, la Sociedad Achad, que tenía su sede en un edificio usado por artistas de Chicago, con instalaciones culturales y deportivas, entre ellas un salón para conferencias y seminarios. La Sociedad Achad había sido fundada por otro discípulo de Crowley, Charles Stansfeld Jones (Frater Achad), y su objetivo era el estudio de la doctrina thelémica encerrada en el Libro de la Ley. Esto sucedía en Chicago en los años treinta, antes de que Achad abandonase la zona.

El trabajo de la Sociedad Achad consistía en enseñanzas cabalísticas desarrolladas independientemente del Club Choronzon, y aunque ambos derivaron de Crowley, la Sociedad Achad realizaba un trabajo de tipo cabalístico y mediumnístico, mientras que el Club Choronzon estaba más orientado hacia el trabajo de alquimia sexomágica.

La Sociedad Achad trabajaba de forma más ritualista y desarrolló un cabalismo interesante y gnóstico de su propia creación, que no estaba muy lejos de la forma de trabajar que tenía Dion Fortune y su grupo. Estaban muy interesados en libros esotéricos raros y frecuentaban una antigua librería de Chicago para buscar antiguas ediciones de los libros de Crowley. Los miembros de la Sociedad Achad eran muy estudiosos, pero personas de edad avanzada cuando Bertiaux contactó con ellos, y no estaban interesados en admitir a nuevos miembros. No obstante, él recibió iniciación de ellos. El grupo al que perteneció Bertiaux se reunía en una habitación del edificio antes citado y realizaban allí sus ritos secretos. Su trabajo era experimental, aunque casi en su mayoría en el espectro de la Cábala. Bertiaux no se sentía muy entusiasmado con el sistema cabalístico y le costaba mucho trabajo memorizar las asociaciones simbólicas y nombres hebreos. A pesar de ello, Bertiaux guarda buen recuerdo de aquella faceta de su entrenamiento oculto, porque el grupo era eminentemente práctico e introducía innovaciones en su tratamiento del Arbol de la Vida, es decir, que su trabajo era muy experimental, aunque fuese cabalístico. Por eso cuando alguien es iniciado en el sistema gnóstico de Michael Bertiaux, también lo es en los sistemas antiguos que dieron su herencia iniciática a su sistema, que no solo se compone de la tradición franco-haitiana, sino también de otras del espectro oculto de Chicago de aquellos años. Los grupos con los que contactó Bertiaux en aquella época, realizaban contactos con los planos internos, haciendo reuniones por la noche, generalmente alrededor de una mesa. No se trataba de mediumnismo al estilo espiritista, sino de trance por clarividencia. Es así como Bertiaux desarrolló su propio método de contacto con los planos internos, aunque influenciado por el método francés. Este no requiere necesariamente un estado de trance, aunque si una intensa clarividencia de los planos internos. Había un grupo con el que Bertiaux contactó, que usaba un libro de Gareth Knight para realizar experiencias con los planos internos mediante el trabajo cabalístico, de manera

muy similar a los usados por los grupos Achad.



Este tipo de contacto con los planos internos se hacía de la forma siguiente: en primer lugar había que entrar en contacto con el guardián del plano interno o guía de la Orden, mediante clarividencia pero no trance. Por medio de la telepatía, los seres de los planos internos se comunicaban con el líder del grupo. Se realizaba una especie de clarividencia de grupo, de tal forma que se limitaban a seguir mentalmente al líder del mismo y a veces se hacían preguntas en voz alta y la respuesta llegaba a través del líder. Este no estaba en trance y ésta era la diferencia entre el sistema mágico y el mediumnistico. Un médium espiritista estaría en trance, pero en este sistema nadie estaba en dicho estado, el grupo observaba conscientemente todo lo que pasaba en los planos internos.



Los miembros de este grupo mágico observaban lo que ocurría desde el punto de vista mágico, pero de forma consciente. Esta es la manera en que Bertiaux trabajó para ponerse en contacto con el Dr. Kammamori en los planos internos, porque hay algunas consciencias de tremendo poder, que hacen contacto con los magos a través de los planos internos. La mayor parte de este trabajo se hacía mediante la imaginación de grupo (imaginación mágica), es decir, la visualización. Esta técnica fué introducida en el sistema de Bertiaux por los grupos de la Sociedad Achad. Sin embargo, es muy importante la influencia que ejerció sobre su sistema el Club Choronzon. La diferencia entre el Club Choronzon y la Sociedad Achad era que en términos de energías sexuales, el Club Choronzon utilizaba mucho más la magia sexual, y cuando Russell se fué a California, no quedó totalmente inactivo en Chicago. Michael Bertiaux contactó con miembros del Club que practicaban la magia sexual, aunque entonces el grupo era tan pequeño, que no tenía más que dos o tres miembros. En aquella época tenían un método de contacto con los planos internos, que era similar al usado por la Sociedad Achad, aunque se reunían en cualquier sitio privado y no utilizaban túnicas en sus reuniones, usando una aproximación a los planos internos, a través del Arbol de la Vida, sobre todo por la parte de atrás u oscura del mismo. Por eso muchas de las enseñanzas de Bertiaux de tipo cabalístico, son simplemente materiales del Club Choronzon, aunque matizados por la tradición ocultista franco-haitiana.



El trabajo mágico que hacían intentaba crear una fuerza primitiva y exterior a este mundo. Intentaban crear un culto muy especial, que sobrevivió dentro del grupo del propio Michael Bertiaux, ya que éste decidió que también el universo debía ser explorado en esa forma de desequilibrio. Los miembros del Club Choronzon eran muy fuertes mágicamente y rechazaban el sistema de Crowley, de Achad y de Russell, ya que sentían que su propio trabajo era gnóstico. El concepto de gnosis luciferina lo habían tomado de las escuelas francesas, quizás de una forma inconsciente, aunque llegó a ser dominante en el espectro de su sistema mágico. El aspecto luciferino del sistema de Bertiaux consiste en que trabaja no solo las fuerzas luminosas, sino también las oscuras. Esto es debido a que las fuerzas oscuras no son más que fuerzas luminosas caídas en la oscuridad y en realidad separadas el mundo espiritual de la Luz Divina y esperando ser redimidas y reunidas con su origen. Lucifer es el portador de la Luz que cayó del cielo a la tierra, pero también es el mantenedor del fuego interior, sin el cual la vida no sería posible aquí en la tierra. Sin embargo hay que tener cuidado porque las fuerzas oscuras son terribles y producen cierta fascinación obsesiva. podría decirse en el lenguaje psicológico que no son otra cosa que nuestros propios complejos actuando de forma neurótica desde nuestro propio inconsciente personal. Pero precisamente por ello hay que tener el valor necesario para sacarlos a la luz e integrarlos en el Pleroma de nuestra psique total.



Bertiaux estuvo en su momento muy interesado en modernizar dichos métodos mágicos, aunque los miembros del grupo eran muy conservadores en cuanto a hacer cambios en su sistema, con lo cual no estaba de acuerdo Bertiaux. En aquella época, la totalidad de los miembros del Club Choronzon estaba constituida por varones de raza negra, lo cual no es tan sorprendente si tenemos en cuenta, que en la comunidad negra de Chicago siempre ha habido una cultura underground, no solo respecto al Vudú, sino también en cuanto a la magia en general. Era frecuente en aquella época, que cuando se acudía un sábado por la mañana a la Librería Irish Press, el noventa por ciento de los buscadores asiduos de libros esotéricos, fueran negros varones. La mayoría de estos buscadores, no estaban en contacto con las sociedades mágicas antes mencionadas, pero era muy significativo que los estudiantes de lo oculto, pertenecieran a la comunidad negra. El Club Choronzon representó el punto más oscuro dentro del trabajo alquímico sexual, ya que ellos mismos se consideraban alquimistas sexuales y dejaron a Michael Bertiaux muchos secretos mágicos, que él relacionó con los conceptos del Vudú y las prácticas de Magia Sexual.



Bertiaux tiene lecciones específicas para los que desean trabajar en dicha dirección, teniendo en cuenta que representa la parte más oscura del sistema alquímico. Además Bertiaux había tomado de la familia Jaen-Maine muchos de los elementos secretos del Vudú, entre los que se encuentra la unión homosexual como medio de iniciación y transmisión de los poderes de los Loa, lo cual deriva de la cultura mágica africana. Por eso la magia que Bertiaux refundó en su sistema es mucho más fuerte y distinta que la usada por los grupos de la O.T.O. de Crowley. La O.T.O. ha tenido siempre una base masónica y templaria a la que se le añadieron ciertos contenidos, a modo de grados superiores, que incorporaban enseñanzas orientales de carácter mágico-sexual.



Posteriormente, a través de Crowley, incorporó una estructura y enseñanza thelémica, basada en su Libro de la Ley, pero sin perder nunca su carácter para-masónico. Cuando Kenneth Grant publicó sus libros sobre el sistema de Crowley y la Magia Sexual, Bertiaux vió que no estaba diciendo nada nuevo, y que más bien estaba divulgando de forma indiscriminada esas enseñanzas. Los miembros del Club Choronzon no estaban sintonizados con el sistema de Crowley, pero pensaron que Grant estaba haciendo mal al divulgar esas enseñanzas de forma general. Repasando las ideas de los magos del Club Choronzon, tenemos en primer lugar el hecho de que luchaban contra las fuerzas elementales negativas que afligían al mundo. Para ello tenían que poseer una gran cantidad de energía para sus técnicas mágicas, por lo que realizaban alquimia sexual, de una forma muy parecida a como se describe en el libro "El Secreto de la Flor de Oro". En segundo lugar, simpatizaban con el libro de Abramelín y las técnicas Enochianas de John Dee, aunque esto era antes de que se publicasen libros sobre esta tema. Su trabajo mágico de alquimia sexual y el uso mágico de sistemas terroríficos y demoníacos era muy eficiente. Entendían como demoníaco aquellas fuerzas que eran diferentes o ajenas a las fuerzas espirituales. Hacían contactos con los planos internos y no tenían ningún interés ni en salvar al mundo ni en aumentar el número de sus miembros. Sus enseñanzas se expandieron cada vez más llegando a ser posteriormente el contenido esotérico de las lecciones del Monasterio de los Siete Rayos. Esto se debió a que Bertiaux tomó muchas de sus ideas y las refundó, convirtiéndolas en material de investigación. Bertiaux tenía prohibido reproducir estas enseñanzas de cualquier forma, pero él escribió su propia interpretación de dichas ideas, hablando de sus propias experiencias personales, basadas también en gran parte en el Vudú.

El hecho de luchar contra las fuerzas elementales existentes en el mundo no estaba en contra de la idea de no querer tener muchos miembros. Para ellos siempre fue más importante el tremendo poder mágico que pueden generar unos pocos, que la débil fuerza colectiva de muchos que actúan como comparsas en auténticos rebaños como los que forman la mayoría de los grupos esotéricos multitudinarios. El sistema heredado por Bertiaux no es para la mayoría y se prefiere retener las energías generadas con objeto de fortalecer el trabajo mágico más que gastarlas inútilmente en acaparar muchos miembros. El sistema de iniciación del Club Choronzon era personal y llevaba consigo la estimulación de los centros demoníacos del mago, algo muy semejante a la apertura de los Points Chauds (Chakras Sexuales) del sistema de Bertiaux. El trabajo era muy personal y se animaba a los magos a crear su propio sistema de magia. Esto es importante porque difiere de la mayoría de los grupos mágicos existentes, que intentan que la gente estudie y practique un solo sistema básico de magia. La totalidad de su programa mágico consistía en la investigación y la lucha contra los elementales. En dicha investigación, se entablaba contacto con distintos espíritus con los que se podía conversar. El alfabeto mágico usado en el sistema de Bertiaux y su asimilación con los dados para este tipo de trabajo, fue el resultado de una operación mágica que él estaba haciendo como miembro del Club Choronzon. Bertiaux utilizó estos sistemas mágicos en unión con las técnicas de alquimia sexual, para deducir su sistema oracular, así como los colores simbólicos utilizados en su sistema de magia. Es muy importante comprender el tremendo significado de la magia del Club Choronzon y su relación con la O.T.O. Franco-Haitiana.



El Club Choronzon llevó consigo un desarrollo similar en muchos aspectos al de la O.T.O. Franco-Faitiana, sobre todo en relación con la alquimia sexual. También en California hubo y hay todavía pequeños grupos gnósticos y alquímicos aislados, similares al Club Choronzon, que llevan a cabo una magia muy importante. Sin embargo, la característica de los grupos genuinos de este tipo, es que son muy restringidos y raramente admiten a nuevos miembros, así como el intensivo trabajo mágico que realizan, lo que les impide dedicarse a ningún tipo de relaciones públicas. En realidad no desean que nadie sepa nada sobre ellos, ni quieren recibir cartas ni visitas de extraños, porque todas sus energías están dedicadas al trabajo con los planos internos. En cierto sentido, lo que se hizo en Chicago, fue funcionar con estas mismas líneas de trabajo, aunque no de forma tan aislada, pues hubo un mínimo de publicidad a través de otras ramas de la O.T.O., como las de Kenneth Grant y del Califato de California. Fue de esta forma como se conoció en el mundo entero el trabajo de Michael Bertiaux y su orden mágica, sobre todo por haber sido mencionados varias veces por Kenneth Grant en sus libros.



Los grupos mágicos de California con los que Bertiaux tenía contacto estaban inspirados en el sistema de Achad o estaban relacionados con la O.T.O. de Berkeley, y compuestos por pequeños grupos de estudiantes o investigadores de la magia y alquimia. Algunos de estos grupos, incluso estaban registrados legalmente, siendo la orientación de todos ellos thelémica, es decir, basados en el sistema creado por Aleister Crowley aunque con elementos de alquimia sexual, es decir, que obligaban al individuo a dedicarse más que nada al estudio de las energías ocultas y al control y transmutación de dichas energías. En este sentido el Club Choronzon iba más allá que ellos. Hace ya bastantes años hubo un contacto entre uno de estos grupos de alquimia sexual y el Club Choronzon, e intercambiaron algunas ideas sobre las investigaciones mágicas de Russell, de tal forma que cuando Michael Bertiaux contactó posteriormente con ellos, les entregó ciertas cosas que estaban en poder del Club y que habían sido objetos mágicos usados por Russell cuando estuvo en Chicago. La interpretación que el Club Choronzon hacía de las entidades qlifóticas era totalmente diferente de las de Crowley y Kenneth Grant. Este último ve a las entidades qlifóticas como espíritus amistosos a los que la gente teme por considerarlos como energías erráticas y exageradas. Sin embargo, el pensamiento de Crowley era distinto, ya que las consideraba como fuerzas negativas y destructivas. El Club Choronzon veía a estas entidades qlifóticas como instrumentos científicos para la creación de diversos tipos de poder en los magos y alquimistas, de tal forma que eran como puertas o pasadizos que correspondían a distintos universos. Algunos magos no tenían el concepto del espacio-tiempo tal como lo tenemos ahora, por lo que el sistema de universos múltiples del Club Choronzon les resultaba ininteligible. Actualmente el mago del sistema del Bertiaux ve el centro de su propio universo como un mundo mágico donde operan todo tipo de entidades ocultas, siendo simplemente una perspectiva personal o resumen de todos los universos existentes. La idea que los magos del Club Choronzon tenían de sus cuerpos era, que funcionaban como emisores con los que podían comunicarse con diferentes zonas del espacio-tiempo. Por ejemplo, los doce signos del Zodíaco no eran más que universos alternativos y la idea de un universo único era totalmente irreal para ellos. Esto sorprende a otros magos que trabajan otros sistemas, pero el Club Choronzon nunca estuvo interesado en lo que otros magos pudieran pensar y de hecho raramente leían otros libros que no fueran los suyos en cuanto al tema del ocultismo, magia y alquimia. Había un gran interés en el Club por los estudios alquímicos de Jung, pero en general eran bastante libres en sus estudios mágicos. En cierto sentido vivían como los miembros de una orden monástica budista japonesa. Su propia línea de sucesión mágica procedía en realidad de los planos internos, en los que contactaban con seres mágicos y alquímicos de otros universos, los cuales les daban métodos de iniciación distintos a los usados de forma general en el ocultismo de nuestro mundo. En otras palabras, representaban otro tipo de magia, que no estaba presente en la historia del ocultismo de este planeta. La iniciación de los adeptos del Club Choronzon tenía una fuerza o influencia oculta distinta y nunca comparable con las de la Golden Dawn, Astrum Argentum y O.T.O. o de cualquier otra orden de este tipo. Estaban en contacto con la Corriente Thelémica de Crowley, y de la misma forma que habían tomado ideas de ésta, también lo habían hecho de la magia matemática de Russell. En este sentido el Club nunca fué de esas órdenes mágicas que necesitan validar su sistema demostrando su derivación histórica de otros movimientos ocultos conocidos. Generalmente estas órdenes que basan su valor en su

pedigree, no tienen poder para mantener contactos con los planos internos porque están más interesadas en la demostración histórica de su herencia que en el verdadero trabajo interno y actúan de forma análoga a las religiones. Tal cosa ha pasado en la Masonería y en otras muchas ordenes que tuvieron un origen mágico y lo perdieron. Resultó que los encargados de dirigirlas fueron escogidos entre los más conservadores de la enseñanza en vez de entre los más activos internamente. La forma fue más importante para estos grupos que la luz que había en la lámpara y ésta se les quedó apagada. En el Club Choronzon solo se han aceptado siempre personas que tienen gran interés y dedicación al trabajo mágico y al sistema. Por eso se requiere un periodo de prueba antes de ser admitido como miembro y en el caso de demostrarse incapacidad para esta cualificación, se recomienda siempre al candidato que entre en otro grupo esotérico que pueda serle más útil.



Michael Bertiaux fué iniciado en el Club Choronzon y gradualmente fue alcanzando una posición de sacerdote dentro de él. Entonces algunos miembros del Club Choronzon se hicieron miembros de la O.T.O. Franco-Haitiana, a la que también pertenecía Bertiaux. Esto significó que ambas ordenes funcionarían unidas, aunque el Club Choronzon estaría por encima de la otra. Hay que tener en cuenta que el Club era más antiguo en Chicago y además tenía solamente seis u ocho miembros, nunca más de doce. De esa forma ambos sistemas compartieron muchas cosas, desde el local o sede, hasta ciertas influencias derivadas de cada uno de los dos sistemas mágicos. También sucedió que se vió interesante contactar con los grupos mágicos de California. Fué de esta forma como se estableció un lazo de amistad con ellos y se intercambiaron iniciaciones. Aún así se conservó la pureza de los sistemas alquímicos de cada uno, ya que su abordaje era distinto en el Club Choronzon y en los grupos californianos. Con todo esto, podemos ver la enorme influencia que el Club Choronzon tuvo sobre el sistema mágico y gnóstico de Michael Bertiaux, ya que le dió mucha profundidad de contenido. Quizás sea por eso que el sistema de Bertiaux nunca ha tenido una estructura jerárquica auténtica y por lo que cada individuo que lo trabaja llega al grado determinado que su propio desarrollo le hace asumir. Sus métodos están ideados para desarrollar al mago en toda su plenitud en cuanto a sus cualidades mágicas. Es por eso por lo que el estudiante de Bertiaux no está interesado en las conexiones históricas del sistema, sino en el trabajo con los distintos planos y universos mágicos.



Hay miembros del sistema de Bertiaux que están más interesados en el sistema del Club Choronzon y otros más en los sistemas del Vudú Esotérico. Hay miembros que se niegan a realizar trabajos mágicos del tipo de la Golden Dawn y se centran más en la proyección de energías y fuerzas atlantes, y forman un grupo pequeño conocido como la Iglesia Gnóstica Atlante del Dr. Kammamori. Los magos que pertenecen a este grupo desarrollan su propia forma de trabajo, a través de su contacto con el Dr. Kammamori, de una forma parecida a como se hacía en el Club Choronzon. Las fuerzas atlantes son energías psíquicas procedentes de épocas arcaicas que incidieron sobre las tradiciones mágicas europea y africana y que fueron recuperadas por Bertiaux. El Dr. Kammamori es un aspecto manifestado del Maestro Interior de Bertiaux, que incorpora aspectos de la tradición preatlante o lemuriana, algunos de cuyos rasgos han sido conservados hasta nuestros días en las tradiciones japonesa y maorí, y que influyó grandemente en la llamada Gnosis Kammamoriana del Club Choronzon. En éste se hacían contactos con muchos seres de los planos internos, que eran Maestros y Jefes Secretos, y fué de esta forma como desarrollaron un sistema muy parecido al que usaba A. O. Spare, que está reflejado en las enseñanzas del Culto de La Couleuvre Noire. Usaban para ello instrumentos radiónicos con los que proyectaban las energías de sus cuerpos en líneas de fuerza. De esta forma se conectaban unos magos con otros, así como con otros sistemas cósmicos. Establecían contactos telepáticos a nivel consciente, subconsciente, inconsciente y supraconsciente. No necesitaban siquiera escuchar mientras se les transmitía lo que se les enviaba, porque se almacenaba en una especie de banco de memoria alquímica y surgían hacia el consciente, subconsciente, inconsciente o supraconsciente. Los poderes individuales de los magos se fueron haciendo cada vez más notorios y sus mentes se concentraban para emitir y recibir transmisiones de otras partes del mundo y de otros universos.

Actualmente el sistema de Bertiaux funciona de una forma muy particular. Los miembros hacen su propia investigación y trabajan en las áreas que más les gustan. Funcionan de una manera informal y son en general de escaso número, no dando ningún énfasis al sistema de grados, sino más bien al sistema de trabajo asignado a dichos grados. Cada individuo es libre de hacerse activo en una fase particular de investigación mágica, solo tiene que prepararse para ello. Dentro de su sistema funciona una orden con influencias thelémicas, la O.T.O.A., orientada de forma diferente al Club Choronzon, siendo su actividad mágica más bien individual y limitada en su relación interpersonal al intercambio de cartas y a compartir una revista titulada Société. En ella se publican artículos escritos por los miembros y de su Hierofante Michael Bertiaux. Este tipo de actuación es muy acorde con la Era de Acuario, ya que se supone que las órdenes en esta Nueva Era no deben ser iguales a las del pasado, aunque no cabe duda de que los miembros deben estar en contacto para el intercambio de sus experiencias e investigaciones en los diferentes campos del sistema. Tanto en el Club Choronzon como en los distintos grupos dirigidos por Bertiaux, la norma es que cuando alguien pide entrar en uno de los grupos del sistema, debe demostrar su cualificación y si ésta es considerada correcta, es aceptado. En relación con los grupos thelemitas de California, hay que mencionar al obispo William Webb, que tiene restaurada su propia orden sobre líneas mágicas y alquímicas derivadas de Achad y de Crowley. Tiene una sucesión de la A.A. (Estrella de Plata) a través de Achad, y está realizando un buen trabajo con los planos internos, aunque de una forma muy diferente del realizado en el sistema de Bertiaux. Su trabajo principal, la Misa Gnóstica, está basado en una forma desarrollada del Grado IXº de la O.T.O. de Crowley. El maestro de Webb fué Franklin Thomas, que a su vez perteneció a los grupos de Russell y Culling. Tenemos también que analizar las relaciones de Bertiaux con la Iglesia Gnóstica, siendo ésta última una versión moderna del gnosticismo cristiano. Pude decirse que no todos los gnósticos son cristianos en un sentido literal de la palabra, pero no cabe duda de que la Iglesia Gnóstica tal como ha llegado a nuestros días, procede del cristianismo y en especial de las antiguas tradiciones de la Iglesia Católica Romana y del Neotemplarismo francés en el siglo XIX. Hay que aclarar que la Iglesia Gnóstica no está dentro de la Orden de Bertiaux, sino que la jerarquía de ésta se compone de miembros que han sido consagrados en el episcopado gnóstico. Tampoco es que una esté por encima de la otra o relacionadas entre sí de forma sistemática, pero sucede que ambas se complementan una con la otra por ser la Orden un sistema mágico de trabajo individual y la Iglesia Gnóstica un cuerpo de iniciados que se reúnen para administrar la Luz gnóstica mediante los sacramentos, especialmente la Eucaristía, la Ordenación sacerdotal y la Consagración episcopal. No es requisito para entrar en la Iglesia Gnóstica ser miembro de la Orden de Bertiaux ni viceversa, aunque hasta ahora siempre ha habido miembros avanzados de la segunda que han recibido el ministerio en la primera. Con frecuencia los magos de finales del siglo XIX y principios del XX pensaron que la consagración en el episcopado de la Iglesia Gnóstica les aportaba poderes mágicos adicionales. Esta sucesión apostólica gnóstica procede de una línea de obispos católicos en Francia y Bélgica que se remonta al siglo XVIII. En aquella época, ciertos obispos

católicos disidentes comenzaron a consagrar obispos dentro del espectro del ocultismo y de la Masonería. Siempre que se habla de la sucesión Gnóstica hay que pensar en una línea de obispos que proceden de un hombre que fue consagrado en el episcopado católico en una lejana

iglesia oriental. Este hombre se llamó René Vilatte y él mismo consagró a algunos obispos franceses que a la vez eran ocultistas, en especial al Abad Julio (Julio Houssay), autor de muchísimos libros sobre magia y tradiciones ocultistas. Sin embargo siempre existió en Francia una tradición de obispos que poseían una sucesión de origen copto. Estos sacerdotes y obispos trajeron de Egipto la llamada Gnosis de Fuego, ya que los coptos eran a la vez gnósticos y cristianos. Esta gnosis egipcia se identificó con las ideas de los obispos cátaros del Sur de Francia con mezclas de elementos alquimistas y mágicos de la época medieval. La Sucesión Apostólica que existe en las Iglesias Gnósticas, aunque tenga las mismas raíces históricas que la de las Iglesias Católica, Anglicana y Ortodoxa, no actúa de la misma forma y no cumple una función jerárquica dentro de ellas, sino más bien de transmisión del poder iniciático. La mal llamada Sucesión Apostólica fue robada de los colegios de Misterios paganos y gnósticos en los primeros siglos de la era cristiana por la naciente religión de Jesús y adaptada para servir a la liturgia de la Iglesia Católica. Lo que sucedió fue que paralelamente a la Sucesión Apostólica oficial de la Iglesia de Roma, las ordenaciones o iniciaciones en el sacerdocio y consagraciones en el episcopado, fueron continuadas por obispos esotéricos y gnósticos que operaban en pequeñas iglesias alejadas de Roma o de forma individual, en lo que se denominó los "obispos errantes." Como quiera que los Misterios sacerdotales de la antigüedad no existen en la actualidad por haber caído junto con el imperio romano y posteriormente con la invasión islámica y las persecuciones medievales, solo queda en el mundo moderno una tradición iniciática sacerdotal que proceda de dichos Misterios y es la que las iglesias cristianas recibieron en tiempos del cristianismo primitivo. La Sucesión Apostólica es más válida por la cualidad que confiere a los que están preparados para recibirla que por su historicidad misma. Cuando no hay "nada" dentro del que la recibe, la energía transmitida no opera en el receptor, lo mismo que las emisiones de radio y televisión no funcionan en un aparato que no esté encendido, lo cual no quiere decir que no haya emisión de energía. Puede suceder que alguien con los "circuitos" apagados haya recibido la Sucesión Apostólica y la transmita a otros sin haber desarrollado lo suficiente lo que recibió. Esto no importa porque la energía transmitida no se origina en el sujeto que impone sus manos, sino que existe en sí misma como una corriente que se mueve a lo largo de la historia humana, análoga a la corriente eléctrica que recorre el cable haya o no bombillas que puedan encenderse. Es importante considerar cuatro ideas básicas comunes a todos los grupos neo-gnósticos ocultistas:



1. La necesidad de una continuidad en la ordenación y consagración de sacerdotes y obispos, de naturaleza física y directa.

2. La existencia de un aspecto sacrificial (Misa) en la magia operada por estos grupos.

3. Que los sacerdotes y obispos de estos grupos debían tener experiencia espiritual de los mundos superiores o internos y un desarrollo mágico suficiente.

4. Que el aspecto gnóstico respaldaba el trabajo de las órdenes mágicas dirigidas por estos obispos.



El sacrificio de la Misa desde un punto de vista mágico significa la transmutación de unos elementos materiales por la incorporación de una energía de tipo espiritual. En relación con la Misa, los católicos creen que esta energía incorporada en la Hostia y el Vino es Cristo, la segunda persona de la Trinidad. En los misterios gnósticos simplemente se piensa que es una transmutación de ciertos elementos físicos comestibles (pan, vino, etc.) al recibir dicha energía espiritual. Se trata de algo que se asemeja al proceso alquímico, aunque los elementos materiales no cambien en su forma y aspecto físico y químico. El celebrante o los celebrantes de la Misa actúan de forma mágica como factores desencadenantes del proceso, pero no son ellos mismos los que hacen esta transmutación, sino que es la propia energía espiritual invocada la que lo realiza. Usando como base la Gnosis de Fuego, Michael Bertiaux vinculó la idea histórica del patriarcado gnóstico con la noción del universo como un sistema complejo de estratificación de planos. Para ello Bertiaux hizo una analogía entre la historia del sistema gnóstico y el desarrollo del universo. Con ello él pretendió hacer del mago de la Ecclesia Gnóstica un mago creador de sistemas de mundos o planos y que los obispos gnósticos de su sistema mágico pudieran crear a través del instrumento de sus propios cuerpos (magia sexual), una nueva realidad viviente e infinita. Esta creación gnóstica de un universo ideal por métodos mágicos revierte lógicamente sobre el mundo actual, influyendo en él de tal forma, que acelera su refinamiento hacia el ideal de perfección que el Creador ha previsto como meta. Esto no quiere decir que solamente los magos e hierofantes de la Ecclesia Gnostica sean capaces de crear sistemas de planos por el hecho de haber recibido la Sucesión Apostólica, ya que si alguien es capaz de hacerlo es debido a haber recibido la Gnosis interna e individualmente. Cualquier iniciado que haya adquirido el desarrollo psíquico y espiritual suficiente, puede crear sistemas de planos y universos mágicos en su "esfera óntica." El mago, antes de llegar a serlo, habita en un universo más bien colectivo, pero luego conforme trabaja su magia va creando un universo mágico propio que en el sistema de Bertiaux se llama "esfera óntica", en el que habita. Cada mago tiene su propia "esfera óntica" de su propia creación que se conecta con las otras esferas de los demás magos y es de esta forma como se enriquece el conocimiento o Gnosis mágica. Estos universos seriados o paralelos de los magos hacen posible una visión colectiva más íntegra de la realidad que la que puede dar la exclusiva visión subjetiva aislada. Cuando el mago crea su universo ideal plasma en él de forma simbólica su visión de la realidad. Se convierte en dios y regente de dicho universo y éste le sirve de medio de referencia para comunicar a los demás dicha realidad. Los demás aprenden o amplían su conocimiento previo entrando en su mundo mágico y luego construyen el suyo propio. El vehículo externo de la Ecclesia Gnóstica de Michael Bertiaux es el Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim. Por eso todos los obispos que Bertiaux consagra como patriarcas, pertenecen de una forma consciente o no, al templo mágico en forma de mandala que constituye el Rito de Memphis-Mizraim. Este mandala o esqueleto simbólico se denomina "Mandalum Instrumentum" y es el núcleo central cuaternario ideal del sistema de Bertiaux. El mandala está representado por los llamados cuatro "Patriarcados" que tienen su origen en las cuatro corrientes gnósticas de Marción, Bardesanes, Basílides y Valentín. Esquematiza los cuatro pilares básicos iniciáticos del sistema mágico del Rito de Memphis-Mizraim correspondientes a las funciones de los cuatro niveles de la psique humana y del cosmos en general. Los Patriarcados son formas de actividad mágica dentro de la lógica del Rito de Memphis-Mizraim y corresponden simbólicamente a los cuatro planos del Arbol de la Vida cabalístico y a los cuatro Sephiroth del Pilar Central del mismo: Malkuth, Yesod, Tiphareth y Kether. Se trata de una organización lógica de estructuras simbólicas en forma de mandala.



En 1905, el Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Misraim de la Masonería, fué introducido en Alemania desde Inglaterra por John Yarker, que era entonces el Gran Hierofante del Rito. Los primeros líderes alemanes fueron Carl Kellner y Theodor Reuss, que crearon la orden mágica Ordo Templi Orientis, reduciendo los 97 grados mágicos del Rito de Memphis-Mizraim a nueve, más un décimo grado puramente administrativo.

Lucien-François Jean-Maine nació en Leogane, Haití, el once de Enero de 1869 y murió en Boston en 1960. Había sido iniciado en los cuatro grados del Vudú esotérico cuando fue consagrado patriarca de la Iglesia Gnóstica en 1899. En 1910 recibió la sucesión de la O.T.O. del Dr. Encausse (Papus), que la había recibido de Reuss en 1908. Encausse otorgó a Jean-Maine sus consagraciones mágicas con objeto de que estableciese una orden mágica similar a la O.T.O. en Haití. A la vuelta de Jean-Maine a Haití, fue creada oficialmente la Ordo Templi Orientis Antiqua el 22 de Diciembre de 1921. Al año siguiente Jean-Maine organizó otra orden mágica en Haití llamada La Couleuvre Noire, basada sobre la O.T.O.A. haitiana. Después de la muerte de Encausse en 1916, la O.T.O. francesa sufrió un cisma interno. Un grupo dirigido por Jean Bricaud pidió a Theodor Reuss una nueva línea de sucesión e iniciación. Reuss dió a esta nueva orden neognóstica su aprobación y les transmitió su línea mágica de consagración. Jean-Maine se encontró a la cabeza de la orden original, que seguía la constitución de Papus y Synesius, siendo a partir de entonces conocida como O.T.O. franco-haitiana. Decidió trasladarse a España donde la orden original era más fuerte, y así en 1919 se estableció en Madrid. Allí se enteró de que en 1907 Jean Bricaud había organizado una Iglesia Gnóstica separándose de la autoridad de Synesius. Disgustado por estos conflictos dentro de la Gnosis, Jean-Maine consagró como su vicario en Europa a Martín Ortier de Sánchez y Márraga en 1921 y luego partió para Haití y a su llegada se casó con la hija menor del patriarca Vudú de Leogane. Solamente un hijo nació de esta unión, como resultado de un trabajo mágico basado en la idea de producir un cuerpo ideal para la encarnación del alma de un adepto avanzado. Este hijo nació el 18 de Enero de 1925 y se llamó Hector-François, siendo circuncidado de acuerdo con los ritos del Vudú por su padre, quien asimismo le bautizó según el rito gnóstico. En Haití La Couleuvre Noire gradualmente se desarrolló y absorbió a la O.T.O.A., continuando esta última solamente en España bajo la autoridad de Lucien-François Jean- Maine. En Francia, la O.T.O. de Bricaud se centró cada vez más en su librería de libros de ocultismo de segunda mano, dejando de lado sus actividades externas. A la muerte del Gran Maestre Reuss en 1921, Aleister Crowley había heredado la autoridad de la O.T.O. para Inglaterra y Alemania. En Escandinavia sin embargo, continuó una jurisdicción de la O.T.O. que seguía la constitución original de Papus y que estaba unida a la Iglesia Gnóstica de los Ofitas, que había sido organizada por Jean-Maine en 1912 dentro de la O.T.O. Desde 1922 hasta su muerte en 1960, Jean-Maine se dedicó a estudios mágicos y a la educación de su hijo Hector-François. Ambos tuvieron los oficios y órdenes mágicas de los Maestros Zothyrio, Mercurio, Aquario y Capricornio, los cuales actualmente ostenta Michael Bertiaux. Jean-Maine intentó en varias ocasiones conseguir la unión dentro de toda la familia gnóstica y comunicó su idea a Bricaud y a sus sucesores. Sin embargo, debido al miedo del uso de las técnicas del Vudú esotérico, estos últimos se negaron a relacionarse con estas iglesias gnósticas de Haiti. En Haití, Hector-François Jean-Maine intentó revivir el interés en el trabajo de la O.T.O.A. Esta orden se había desarrollado en España de acuerdo con líneas de trabajo sexomágico. Por lo tanto en 1948 comenzó a trabajar los ritos y grados de la O.T.O.A. bajo la forma de Licantropía Cabalística, que es una forma altamente desarrollada de magia sexual reservada a los mejores adeptos de La Couleuvre Noire. Esta corriente mágica, fué establecida formalmente en Enero de 1949 sobre las ideas gnósticas, ofitas, naasenias y tántricas de la constitución original de Papus. El cinco de Enero de 1949, Hector-François, completamente desnudo y con su cuerpo pintado con los símbolos de los grandes adeptos de la Licantropía Cabalística, abrió el Templo de los dos Yggdrasills (Legbha-Estelar y Legbha-Solar), realizando ritos sexo-mágicos ante los grandes Maestros del esoterismo haitiano reunidos. Con este tipo de trabajo ritualizó el sistema ofídico completo de puntos mágicos, materializando en forma sensible al poderoso Choronzon y a otros seres de más allá de los límites de este universo, que vigilan siempre este mundo con el fin de establecer su gobierno en él para siempre. Los Yggdrasill mencionados en el sistema de La Couleuvre Noire son las equivalencias simbólicas de los dos pilares que canalizan las energías espirituales que recibe el

iniciado. El primer Ygg-drassill, llamado Legbha Estelar, canaliza la energía espiritual desde el Logos Universal hasta el Logos Solar (desde Kether a Tiphareth). El segundo Yggdrassill, llamado Legbha Solar, canaliza la energía espiritual desde el Logos Solar a la Tierra o mundo físico en que vivimos (desde Tiphareth a Malkuth). Para demostrar que la O.T.O.A. era diferente de La Couleuvre Noire y de ninguna forma conectada con la O.T.O. de Crowley, el 17 de Enero de 1949, Hector-François subió a una alta montaña cerca de Leogane, y en su cima, ayudado por 16 maestros-iniciados de la O.T.O.A., de nuevo completamente desnudo y pintado con los símbolos mágicos de la cosmología gnóstica, fué poseído por las Serpientes Cósmicas, danzó los misterios y realizó ritos sexo-mágicos que resultaron en la materialización del éter orgásmico. El éter orgásmico es el campo de fuerza electromagnético que se libera durante el orgasmo. Es de tan alta e intensa cualidad energética que Bertiaux gusta llamarle "radioactividad sexual." Estas materializaciones sirvieron para demostrar que la O.T.O.A. franco-haitiana había capturado la verdadera corriente mágica de la Era de Acuario y que Hector- François era un Gran Hierofante de la magia de esta Nueva Era. Las serpientes gnósticas que poseyeron a Jean-Maine eran las serpientes microcosmicas sintonizadas con las serpientes macrocosmicas por medios mágicos astrosóficos. Estas serpientes no son más que las corrientes de fuerza de los "puntos calientes" o centros sutiles del cuerpo etérico del mago cuando vibran en sintonía con las fuerzas cósmicas de los centros astrales del macrocosmos.

En aquel momento histórico, y a través de un acto de magia sexual, durante el orgasmo estas energías etéricas se materializaron en forma física en un esquema de lo que había de ser el proyecto del sistema gnóstico y esotérico que ha llegado hasta nosotros como la O.T.O.A. y L.C.N. actuales. En 1955 Hector-François, con la aprobación de su padre, transformó la O.T.O.A. en una Iglesia Gnóstica y Ofítica. La razón de ello era muy simple; sabiendo que había otros grupos que hacían uso del nombre O.T.O., intentó evitar cualquier confusión entre su orden y los trabajos mágicos realizados en ésta y otras órdenes no vuduistas de Europa Occidental. Además, deseaba desarrollar su propio sistema que haría explorar nuevas áreas en magia sexual. Con esto en la mente, desarrolló su propio templo de Licantropía Cabalística. Debido a sus muchos viajes en relación con su educación y especialmente con sus

investigaciones en Africa sobre plantas mágicas que habían sido llevadas desde allí a Haití, tuvo ocasión de hacer muchos contactos con magos y brujos en varias partes del mundo. Al intercambiar iniciaciones con aquellos adeptos, fue capaz de desarrollar una gnosis universal de magia sexual. Su padre murió en 1960, y el gobierno de la Iglesia Gnóstica de Memphis-Mizraim fué dado a Sánchez y Marraga, que dirigía una pequeña orden de adeptos desde su monasterio en España. Pero debido a sus muchos problemas de salud, esta responsabilidad fué demasiado pesada para él y pidió a Hector-François que le ayudase. El 15 de Agosto de 1963, mientras Michael Bertiaux visitaba Haití, supo que Jean-Maine pensaba viajar a Madrid para ser consagrado en el patriarcado de la Ecclesia Gnostica y deseaba que Bertiaux le ayudase en su trabajo esotérico. Se realizó entonces un pacto entre ellos y a su vuelta a los Estados Unidos, Bertiaux se dedicó completamente a los estudios esotéricos de la O.T.O.A., manteniéndose en contacto telepático con Jean- Maine. Hector-François fue consagrado en el patriarcado gnóstico el 2 de Noviembre de 1963, el día de los difuntos de la religión Católica, que está consagrado en el Vudú como fiesta del Loa de la magia, el poderoso Guedhé Nibbho. Nibbho o Nimbó es una palabra de origen africano que se aplica a aquello relacionado con lo espiritual y su acepción es parecida al sánscrito Para o Maha, es decir, grande. En la lengua Kwa del Camerún, donde tuvo origen el sistema llamado en Cuba Abakuá, se usa como Ndibó. En el Vudú no se usa nunca para ningún otro Loa o dios que no sea de la familia Ghedhé. Esta palabra también puede estar relacionada con la palabra Vudú Ibo, que significa "palabra" o "hablar", aunque con diferencias debido a las letras añadidas. Los Ibo eran una tribu de Nigeria que tenía la costumbre de tragarse la lengua para ahogarse y morir cuando eran hechos esclavos. Un Loa del Vudú haitiano es una Ley, un arquetipo, en cierta forma similar al término dios de otros panteones, aunque en la O.T.O.A. y L.C.N. es sobre todo una ley de la Lógica Esotérica, es decir, algo mucho más relacionado con lo interno y con los poderes divinos que con la superstición de la gente ignorante. Guédhé Nibbhó es el Loa que representa la energía sexual, aunque esté relacionado con la muerte, pero también con el cuerpo y la iniciación.

En el Vudú haitiano, los Loa que simbolizan la muerte (en sus múltiples aspectos) son los de la Familia Guédhé, y sobre todo Guédhé Nibbho, atribuido a la dirección Norte del espacio y al Elemento Tierra. Rige sobre los aspectos de Eros y Thanatos, es decir, sobre la energía transformadora por excelencia que nos ha traído y nos sacará de esta vida, así como de un estado de existencia a otro. Es un Loa obsceno y terrible a la vez, porque va revestido de los atributos de la muerte (sombrero de copa y traje negros, bastón o pala de enterrador, pañuelo o camisa de color morado, gafas negras, sonrisa y boca amplia de grandes dientes, con una pipa o un cigarro humeante, etc.) Tiene relaciones simbólicas con Osiris, el dios negro de los muertos de los antiguos egipcios. Cuando los practicantes del Vudú son poseídos por Guédhé Nibbho, los misterios de la transformación y de la muerte dejan de ser algo oscuro y terrible, y la luz del conocimiento brilla en la oscuridad, porque la luz solo puede brillar sobre un fondo de oscuridad y ambas luz y oscuridad no pueden ser separadas. La fascinación por el color negro y la muerte de los devotos de Guédhé no es más que una tendencia intuitiva de profundizar en los abismos insondables de nuestra propia naturaleza íntima, en cuyo fondo está escondido el fuego secreto, una de cuyas manifestaciones en la humanidad es también el Eros. En la magia de la Familia Ghuédhé, se busca más la iniciación y la transmisión de los poderes espirituales de una forma directa a través de la magia sexual, o del proceso muerte-resurrección, que la realización de una "coniunctio opositorum" al estilo alquímico y psicológico, como medio de recuperación de la siziguia divina original. El proceso es completamente interno y no necesita de ningún elemento externo, ni siquiera de tipo contrasexual. Ghuédhé es la realidad de Dios en la Tierra, en el Cuerpo. Esta es la energía radical y básica que tanto en hombres como en mujeres se manifiesta como Eros y Tanatos. Las imágenes simbólicas de esta energía han sido muy diferentes a lo largo de la geografía y la historia esotérica, pues por ejemplo, esta energía no es diferente de Durga, la Shakti o aspecto dinámico de Shiva, ni por lo tanto de Shiva Mismo, y entre las sectas Tantrikas, los Aghora eran los Ghuédhé de la India. Poco después de la consagración de Hector-François en el patriarcado gnóstico, Sánchez y Marraga enfermó grávemente y murió, sin embargo, durante los siguientes cinco años fué mantenido astralmente dentro de la esfera magnética de la Tierra, por métodos mágicos vuduistas y alimentado con la energía sexual de Hector-François, con objeto de que le ayudase a adquirir todos los detalles de su oficio mágico y gnóstico. Fue por este método por el que Sánchez y Marraga ayudó a Hector-François en la consagración gnóstica de Bertiaux en 1966. Desde ese año, como la influencia de la Iglesia Gnóstica había llegado a ser cada vez mayor en el mundo, Jean-Maine liberó el cuerpo astral de Sánchez y Marraga, y procedió a dirigir el Rito Antiguo y Primitivo de Memphis- Mizraim, ayudado por Michael Bertiaux y otros patriarcas gnósticos. En 1970 Hector- François consagró a Bertiaux como Soberano Gran Maestro de la O.T.O.A. con la ayuda de los Grandes Maestros de España, Haiti y Louisiana-Illinois. Este grado es ostentado usualmente por el ayudante del Gran Hierofante del Rito de Memphis-Mizraim. Entre el 10 y el 17 de Abril de 1973, en la ciudad de Lieja, en Bélgica, se realizó una reunión del sínodo de Obispos Gnósticos de la verdadera comunión y sucesión. Las siguientes organizaciones estuvieron presentes a través de sus representantes:



1. Monasterio de los Siete Rayos.

2. Ecclesia Gnostica Spiritualis.

3. Rito Antiguo y Primitivo de Memphis-Mizraim.

4. Ecclesia Gnostica Ofítica.

5. Federación Universal Martinista de Iniciados.

6. Rito Gnóstico Albigense de Haiti.

7. Die Vereinigung fur gnostisches und magisches Christentum.

8. Die Vereinigung fur gnostisches und theurgische ontologie das

esoterischen Christientum.

(7 y 8 son órdenes gnósticas suizas basadas en la tradición y ordenación católica)

9. Rito Esotérico de la Rosa+Cruz.

10. Iglesia del Mandala de Giordano Bruno.

11. Fraternitas Hermetica.

12. Sínodo Americano de Obispos Gnósticos.

13. Iglesia Alquímico-Cabalística (Q.B.L.H.).

14. Orden Martinista de la Rosa-Cruz e Iniciados de Alef.

15. Santuario Interior de Elus Cohen.

16. Fraternidad Gnóstica Naasenia de Adeptos e Iniciados.



Estas órdenes místicas de iniciación, derivadas de las antiguas tradiciones gnósticas y herméticas del ocultismo occidental, aprobaron para su publicación la historia mágica de la Ecclesia Gnóstica (Rito de Memphis-Mizraim), así como el intercambio de iniciaciones y consagraciones entre todos los adeptos presentes. Estas órdenes mágicas estuvieron de acuerdo en la formación de una fraternidad mágica mundial de adeptos que estaría localizada dentro del Retiro Interno del Monasterio de los Siete Rayos, y que tendría el nombre de "Rite Ancient et Primitif de Memphis-Mizraim", de tal forma que cada cuerpo constitutivo, orden o sociedad, sería capaz de proporcionar las tradiciones iniciáticas y trabajo para las distintas secciones dentro del sistema de grados del Rito de Memphis- Mizraim. Como resultado de esto Jean-Maine, Gran Hierofante del Rito de Memphis- Mizraim, quedó como adepto dirigente de cada una de las 16 órdenes. También en esta reunión se estructuraron las ideas básicas de la Ecclesia Gnóstica de acuerdo con un sistema coherente de división de mundos o planos en el universo, desde su origen hasta su futuro ideal. Los resultados de esta estructuración fueron los siguientes:



El Sol es la fuente de emanación de donde proceden todos los seres de nuestro sistema y por lo tanto permanece inmanente dentro de dichos seres, siendo el Dios interior dentro de todas las formas existentes. Este Sol Inmanente e Interno, es el Sol Gnóstico, el Cristo Melquizedek, que es el verdadero ser interno y Maestro de la Ecclesia Gnostica y de todos los sistema Iniciáticos que verdaderamente comprenden y conservan los Misterios de la unión de Dios y el Hombre. De este Sol es de donde emerge la consciencia esotérica de los magos, que da lugar en primer lugar a la Asamblea Gnóstica Espiritual (Ecclesia Gnostica Spiritualis), fundamentada en la primera manifestación de la Luz, que es el Fuego Cósmico. En segundo lugar emana el Aire, luego el Agua y por último la Tierra, formando los cuatro Elementos clásicos del Hermetismo y los cuatro mundos o planos de la Cábala.



Esta estructuración cuádruple quedó plasmada simbólicamente en el mandala ideado por Bertiaux y conocido como los "Patriarcados de la Iglesia Gnóstica". En el mundo externo, la Ecclesia Gnostica Spiritualis solo tiene un patriarca, el Maestro Mercurio Acuario, entidad también conocida entre los thelemitas como Aiwaz y entre los miembros del culto de La Couleuvre Noire como Oviz. Se trata de una entidad espiritual, expresión del Logos Solar Mygael-Zothyrio, que actúa como el Aeon de la Era de Acuario y que está en contacto directo con los Maestros Sublimes del sistema de Bertiaux, en especial con éste. Mygael Zothyrio es el Aeón del Sol gnóstico, representante del Logos para la restauración de la armonía en el Pleroma y de esta forma paladín de la lucha contra Ialdabaoth, dios de la materia y de la visión materialista del mundo. Cuando un individuo funciona bajo la dirección de su ego y de las fuerzas elementales instintivas, está bajo el mandato de Ialdabaoth. Mygael Zothyrio es el Aeon principal, continuador del Aeon Cristo, y de él emanan los Aeones que en la tierra dan lugar a los Patriarcados de la Ecclesia Gnostica Spiritualis. Dirige el trabjo de la Ecclesia Gnostica Spiritualis en su intento de hacer de ella una réplica de los poderes y armonía interna del Pleroma. Aunque el patriarca de la Ecclesia Gnostica Spiritualis es actualmente el maestro más antiguo, el Gran Hierofante Michael Bertiaux, desde el punto de vista interno hay cuatro Patriarcados, encargados de cada una de las ramas de la Iglesia. Cada patriarcado tiene su propia denominación, según su propia función esotérica y el nivel vibratorio que rige.

Los patriarcados no son personas sino estructuras espirituales de poder mágico en la consciencia cósmica de los Hierofantes Gnosticos. La palabra Aeon usada aquí equivale a emanación en la terminología gnóstica. Se dice que emanaron del Pleroma o Totalidad Divina Aones (emanaciones positivas) y Daemones (emanaciones negativas). Sin embargo, en la literatura esotérica moderna se suele hablar de Aeon en el sentido de la emanación que cada dos mil años o cada Era, emite el Logos Divino para dar un nuevo mensaje a la humanidad. En la cosmología de la Ecclesia Gnostica Spiritualis los Daemones se dicen negativos por ser emanaciones del aspecto femenino, lunar, o reflexivo del Syzygy Divino, conocido como Gran Erzulie, Sexualidad Cosmica, o Diada, esto es la Existencia, mientras que los Aeones proceden del principio de Unidad, llamado Mónada, o Ser. Estos dos aspectos esenciales de la cosmología gnostica están presentes en el Cristo Cósmico en forma de esencia y substancia.



En los años sesenta, a petición del sínodo de obispos de la Ecclesia Gnostica Spiritualis, Bertiaux escribió las enseñanzas del Monasterio de los Siete Rayos. Este monasterio fue en su origen una institución benedictina, pero en el siglo XIX pasó a ser un centro de investigación de la Iglesia Gnóstica en España. En el siglo actual, el Monasterio se convirtió en el centro de una serie de cursos de instrucción mágica. Su reorganización fue también debida a las actividades del Rito de Memphis-Mizraim, llegando a convertirse su Retiro Externo en España, en una escuela internacional por correspondencia en temas mágicos, mientras que su Retiro Interno quedó como el centro de investigación e iniciación.

Las enseñanzas del Monasterio se derivan de fuentes gnósticas, Bon'pa tibetano, tántricas, vuduistas y cabalistas. Aunque sus fines siempre estuvieron de acuerdo con los principios thelémicos de Aleister Crowley, no fué hasta el 15 de Agosto de 1973 cuando se aceptó formalmente la Ley de Thelema contenida en Liber AL. En 1975 Bertiaux fué nombrado por Jean-Maine, Gran Hierofante Conservador del Rito de Memphis-Mizraim, y ese año él mismo nombró a Ken Ward, un discípulo suyo canadiense, para que sirviese de lazo de unión entre los estudiantes thelemitas del Monasterio de los Siete Rayos. En 1976 elevó a Ward al rango de Soberano Gran Maestro de la O.T.O.A. para dirigir el círculo de investigación y un programa de comunicación y publicaciones de los estudiantes del Monasterio. Desde ese año, la O.T.O.A. estuvo operando dentro del sistema del Monasterio de los Siete Rayos, dirigida por el Gran Maestre Ken Ward, que estaba en contacto directo con el Retiro Interno y el Gran Hierofante Bertiaux. Comenzó a publicar una revista trimestral que era enviada solamente a los miembros. La O.T.O.A. se convirtió en una orden no iniciatoria en el sentido usual tradicional. Tampoco daba cursos porque el Retiro Externo del Monasterio de los Siete Rayos era el vehículo de enseñanza de la O.T.O.A. En Diciembre de 1981, Ken Ward se retiró de las actividades de la O.T.O.A. y nombró a un miembro español de la Orden, conocido con el lema mágico de Tau Baphomet (Manuel Cabrera Lamparter), como Soberano Gran Maestro con la sanción de Bertiaux. Bajo la dirección de Tau Baphomet, la O.T.O.A. continuó las mismas líneas dadas por Ken Ward, estableciéndose lazos fraternales y amistosos con otros grupos mágicos y gnósticos de todo el mundo. En Diciembre de 1982, Tau Baphomet fué consagrado obispo gnóstico por la Reverendísima Rosa Miller (Tau Rosamonde) de Palo Alto, California.
Gran Hierofante Mundial Michael P. Bertiaux XVIº 97º
Gran Hierofante de Sudamérica del RAPMM y Gran Hierofante General de la OTO-FH Fabio Sebastián Cruz XVIº 97º
Gran Hierofante Mundial Michael P. Bertiaux XVIº 97º Gran Hierofante de Sudamérica del RAPMM y Gran Hierofante General de la OTO-FH Fabio Sebastián Cruz XVIº 97º

miércoles, 17 de julio de 2013

Rito Escoces Antiguo y Aceptado
Ritual de Primer Grado



Apertura de los Trabajos
 
Venerable Maestro, * * *:
H:. Primer Vigilante, ¿sois masón?
Primer Vigilante:
Ven:. Maestro, mis HH:. me reconocen como tal.
Venerable Maestro:
H:. Primer Vigilante, ¿cual es el Primer deber de un Vigilante en Logia?
Primer Vigilante:
Asegurarse de que la Logia esta cubierta interior y exteriormente.
Venerable Maestro:
¡Aseguraos de ello, H:.!
Primer Vigilante:
H:. Segundo Vigilante, ¡aseguraos si la Logia esta cubierta!
Segundo Vigilante:
H:. Guarda Templo (si existe Guarda Templo exterior) o H:. Experto, (si no existe Guarda Templo exterior), ¡ved si la Logia esta cubierta!
El H:. Guardatemplo,entreabre la puerta y pregunta al Guarda Templo Externo. Si no existiese este Oficial el H:. Experto armado de su espada, sale del Templo comprobando el exterior y sus accesos.
Entra de nuevo y dice:
Experto o Guardatemplo, sin ponerse al orden, saluda colocando la espada punta hacia arriba:
H:. Segundo Vigilante, la Logia esta cubierta exteriormente.
Segundo Vigilante, *:
H:. Primer Vig:., estamos a cubierto exteriormente.
Primer Vigilante, *:
Venerable Maestro, la Logia esta a cubierto.
Venerable Maestro:
H:. Segundo Vigilante, ¿cual es el Segundo deber de un Vigilante en Logia?
Segundo Vigilante, *:
Venerable Maestro, asegurarse de que todos los presentes sean masones.
Venerable Maestro: H:. Pr:. y Seg:. Vigilantes, cumplid este deber, cada uno sobre vuestra columna.Y dadme vuestro informe.
*.
¡En pie, HH:., cara al este!
Os haréis reconocer como Ap:. cuando pasen los HH:. VV:.
Los HH:. de las columnas del norte y sur y los del oriente se enfrentan al Este.
El Segundo Vigilante sale por la izquierda de su mesa, baja del pedestal y se coloca al noroeste de la linea central longitudinal del mosaico. El Primer Vigilante, saliendo al mismo tiempo y de la misma forma, se pone a su lado, al suroeste.
Simultáneamente van mirando a los HH:.; el Primer Vigilante a lo largo de la columna del sur, y el Segundo Vigilante de la columna del norte. Cuando pasan, cada H:, hace el signo de aprendiz. Cuando se encuentran los Vigilantes ante el altar en oriente, de cara al Venerable Maestro saludan con sus malletes. El Venerable Maestro les devuelve el saludo de la misma forma. Los Vigilantes, continuando su vuelta respectiva a la Logia, regresan a su sitio.
Segundo Vigilante, *:
H:. Primer Vigilante, todos los HH:. de la columna del norte son masones, están de pie y al orden.
Primer Vigilante, *:
Venerable Maestro, los HH:. de ambas columnas son masones y están al orden de aprendiz.
En ese momento los HH:. que están en el Oriente se ponen al orden de Aprendiz.
Venerable Maestro:
Reconozco también como masones a los HH:. Que están en el Oriente.
*.
¡Sentemonos, HH:.!
Venerable Maestro:
H:. Segundo Vigilante, ¿qué edad tenéis?
Segundo Vigilante:
Tres años, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
H:. Segundo Vigilante, ¿dónde está vuestro lugar en Logia?
Segundo Vigilante:
En el Sur, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
¿Por qué estáis colocado ahí?
Segundo Vigilante:
Para observar mejor la trayectoria del sol, mandar a los obreros del trabajo al descanso y llamarlos del descanso al trabajo a fin de que el Maestro obtenga honor y satisfacción.
Venerable Maestro:
H:. Pr:. Vig:., ¿dónde esta vuestro lugar en la Logia?
Primer Vigilante:
En occidente, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
¿Por qué estáis colocado ahí?
Primer Vigilante:
así como el sol se pone por el oeste al cerrar el día, el Primer Vigilante se coloca allí para ayudar al Venerable Maestro a cerrar la Logia, pagar a los obreros y despedirles contentos y satisfechos.
Venerable Maestro:
H:. Primer Vigilante, ¿cuál es el lugar del Venerable Maestro?
Primer Vigilante:
En Oriente.
Venerable Maestro:
¿Por qué, H:, mio?
Primer Vigilante:
así como el sol se levanta por el este al abrir el día, el Venerable Maestro se coloca allí para abrir la Logia, dirigirla en sus trabajos e iluminarla con su SABIDURÍA.
Venerable Maestro:
¿A que hora acostumbran los Aprendices masones a abrir sus trabajos, H:. Primer Vigilante?
Primer Vigilante:
A Mediodía, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
H:. Segundo Vigilante, ¿qué hora es?
Segundo Vigilante:
Mediodía en punto, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
Ya que por la voluntad de mis HH:. estoy en el oriente, y es la hora en que los Aprendices masones comienzan sus trabajos, HH:. Primero y Segundo Vigilantes, invitad a los HH:. de vuestras columnas a ayudarme a abrir los trabajos de esta Respetable Logia en Primer Grado.
Primer Vigilante, *:
H:. Segundo Vigilante, HH:. de la columna del sur, por encargo de nuestro Venerable Maestro os invito a que nos unamos a el para abrir los trabajos de esta Respetable Logia en Primer Grado.
Segundo Vigilante, *:
HH:. de la columna del norte, uníos a mi para ayudar al Venerable Maestro a abrir los trabajos de esta Respetable Logia en grado de aprendiz.
Anunciado, H:. Primer Vigilante.
Primer Vigilante:
Anunciado en ambas columnas, Venerable Maestro.
Venerable Maestro, *:
HH:., ¡de pie y a la orden!
HH:. Maestro de Ceremonias y Experto, ¡cumplid con vuestro deber!
El Maestro de Ceremonias precedido por el M:. Experto, que llevará su espada, va al oriente, pasando por occidente y por el norte, provisto de una vela que enciende con aquella que está en la mesa del Venerable Maestro.
Con la vela el Maestro de Ceremonia y el Experto se acercan a la columnita jónica (Sabiduría) y
alumbran la estrella que está allí.
Venerable Maestro, *:
¡Que la SABIDURÍA presida la construcción de nuestro templo!
El Maestro de Ceremonias siempre con su vela y precedido del H:. Experto, va por el Sur hasta encender la luz sobre la columnita dórica (Fuerza).
Primer Vigilante, *:
¡Que la fuerza lo sostenga!
El Maestro de Ceremonias siempre con su vela y precedido del H:. Experto, continuo haciendo la vuelta a la Logia, pasa por el None, el Este y el Sur hasta llegar a la columnita corintia (Belleza) y enciende la luz que está allí.
Segundo Vigilante, *:
¡Que la belleza lo adorne!
A continuación, el Maestro de Ceremonias enciende las luces de la menorah, Primero la vela central, después la última de la izquierda y, finalmente, la última de la derecha. Posteriormente enciende las velas del Primer Vigilante y, por último, la del Segundo Vigilante. El Experto, dando tres ligeros golpes con la empuñadura de su espada sobre el reverso del cuadro de Logia, lo despliega sobre el pavimento entre las columnitas.
El pasado Maestro inmediato u otro antiguo Venerable Maestro abre el volumen de la ley sagrada en el capítulo Primero del evangelio de San Juan, poniendo encima el compás abierto y
sobre ambos, la escuadra de forma ritualistica en Primer Grado. Poniéndose al orden hace el signo, después vuelve a su lugar y repite el signo de aprendiz.
Venerable Maestro: * * * (da tres golpes de mallete).
Primer Vigilante: * * * (da tres golpes de mallete).
Segundo Vigilante: * * * (da tres golpes de mallete).
El H:. Experto y el M:, de Ceremonias cruzan la espada y el baston por encima del Ara durante la invocación del Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
A L:. G:. D:. G:. A:. D:. U:., en nombre de la Francmasonería Universal, bajo los auspicios de la Gran Logia de España y en virtud de los poderes que me han sido conferidos, declaro abierta, en el grado de aprendiz, esta respetable Logia de San Juan, constituida en el Oriente de ... con el numero … y el nombre distintivo de ….
¡Ami, HH:.!
¡Por el signo!
(todos hacen el Signo)

¡La batería! * * * (tres golpes de mallete y sendaspalmadas de los HH:.)
¡Y la aclamación escocesa!
¡Huzze! ¡Huzze! ¡Huzze! (haciendo con la mano derecha el signo de consentimiento con cada aclamación).
HH:., ya no estamos en el mundo profano. Hemos dejado nuestros metales en la puerta del templo. Elevemos nuestros corazones en fraternidad y nuestras miradas hacia la luz.
*.
¡Sentaos HH:.!
 
 
Disposiciones Preliminares para una Iniciación
Cámara de Reflexión
 
El H.-. Exp;. después de haber vendado los ojos del Postulante, lo llevará a la CAMARA DE REFLEXION en donde le quitará la venda.
Este Gabinete es una pequeña sala, cuyos muros están pintados de negro y llevan, en color plata, la imagen de un reloj de arena y una guadaña entrecruzadas; la de un gallo y debajo las palabras "Vigilancia y Perseverancia" y la fórmula hermética "V.I.T.R.I.O.L." (VISITA INTERIORA TERRAE RECTIFICANDOQUE INVENIES OCCULTUM LAPIDEM), Visita el Interior de la Tierra y Rectificando Encontrarás la Piedra Oculta.
Está amueblada con una mesa y una silla; sobre la mesa se habrá dispuesto una vela encendida por toda iluminación: un Cráneo, un Espejo, Pan, una jarra de Agua, y tres tacitas que contienen respectivamente Mercurio, Azufre y Sal.
Una hoja triangular con las preguntas:
¿Qué le debe el hombre a Dios?,
¿Qué le debe a sus semejantes? y
¿Que se debe a si mismo?,
posteriormente se le indica que redacte su testamento Filosófico.

 
La Logia
 
Estará preparada como se indica en la Descripción de la Logia y ADEMAS:
Se habrá previsto el siguiente material:
Una "Copa de Libaciones" por candidato, una jarra de agua y un recipiente con extracto de áloe: puesto todo en la mesa del H:. Hosp:.,
Una "plancha de bolas" formando un obstáculo, que será puesto posteriormente a lo largo de la
Columna Sur.
Una hoja de cartón o un abanico para la "prueba del aire";
Una jofaina con agua, destinada a la "PRUEBA DEL AGUA", que se colocará al lado del estrado del 1er Vig:. y una toalla blanca;
Un soplete con polvo de Licopodio, destinado a la "PRUEBA DEL FUEGO", que estará justo en el estrado del Tes:.;
Las herramientas simbólicas del Apr:.: Cincel, Mallete y Regla.
Espadas para todos los HH:.
Una cuerda y una zapatilla por candidato, los mandiles, guantes y rosas son igualmente previsibles.
Un compás por candidato para el juramento, sobre la mesa del H:. Hosp:.
Un sobre por candidato para recoger las cenizas del testamento sobre la mesa del Ven:.

 
 
Iniciación
 
El Prof:. que habrá sido sometido antes al interrogatorio y a las tres vueltas de escrutinio, conforme a los Reglamentos Generales de la Obediencia, será convocado para estar presente una hora, por lo menos, antes del comienzo de la tenida y será conducido inmediatamente a una sala de espera, en la que no podrá encontrar a ninguno de los que lleguen después.
Antes, el H:. Tes:. habrá percibido los derechos de admisión.
El H:. Exp:. o, en su defecto, un H:, preparador designado antes por el Ven:. M:., va hacia el Prof:. en la Sala de espera y le dice, sin leer nada, las palabras siguientes:
El Experto:
Caballero, habéis solicitado ser recibido franc-masón. ¿Vuestra resolución es definitiva? ¿Estáis dispuesto a someteros a las pruebas que debéis sufrir?
Si la respuesta es afirmativa; dice:
Si es así, seguidme.
EI Experto:
Caballero aquí es, donde vais a sufrir la primera prueba, que los antiguos iniciados llamaban: ¡"la pruebade Tierra"!.
A tal fin, es indispensable que os deshagáis de toda ilusión equivocada y, para haceros sensible materialmente a lo que se debe ejecutar dentro de vos espiritualmente, os ruego me déis lo que llevéis de precioso y, particularmente, todos los objetos de metal, que simboliza lo que reluce con brillo enganoso.
Después de hacer esto, el H:. Exp:., agrega:
Ahora, Caballero, vais a ser abandonado a vos
mismo, en la soledad, el silencio, y esta débil luz. Los objetos y las imágenes que se ofrecen a vuestra vista tienen un sentido simbólico y debe incitaros a la meditación.
Deberéis redactar vuestra TESTAMENTO FILOSOFICO contestando por escrito a las preguntas que figuran en esta hoja, y formulando a continuación vuestras últimas voluntades.
Vendremos a recogerlas en su momento.
El H:. Exp:. deja al Postulante en la Camara de Reflexiones.

 
 
Recepción
 
Una vez leída la PI:, grabada de los Trab:. Anteriores y leída igualmente la correspondencia del Taller y tratadas las otras cuestiones previstas:
Venerable Maestro:
HH:., vamos a proceder ahora a la Iniciación, que esta en el orden del dia, del Profano N…, que ha sido objeto de tres escrutinios favorables.
H:. Tesorero, ¿habéis percibido ya los metales que corresponden a los "derechos de iniciación"?
El H:. Tes:. que ya habrá hecho lo necesario, da la respuesta oportuna.
Venerable Maestro:
H:., ¿habéis colocado al postulante en el Cámara de Reflexiones?.
Experto:
Así lo he hecho V:. M:.
Venerable Maestro:
Si es así, id al Postulante y traedme su Testamento Filosófico. Los metales de los que le habéis despojado entregadlos al H:. Tesorero.
En este momento el Ven:. M:, mientras espera la vuelta del H:. Exp:., recordará sencillamente el "currículum vitae " del Postulante.
El H:. Exp:. llega hasta el Postulante, recoge el Testamento y los metales, después de lo cual vuelve al Templo y avanza ritualmente hasta el pie del Oriente, presenta al Ven:. M:., en la punta de su espada, el antedicho Testamento y los metales los entrega al H:. Tesorero.
Venerable Maestro, da lectura al Testamento y prosigue:
HH:., acabáis de conocer el Testamento Filosófico del Postulante...
¿Tiene alguien alguna observación que presentar?
Los VV:. lo comunican a sus respectivas columnas y si ningún H:, pide la palabra:
Venerable Maestro:
H:. Experto volved al Postulante y preparadlo para su recepción como sigue:
Una cuerda al cuello; los ojos vendados; el br:. izq:., el p:, izq:. y la rod:. der:, descub:.; el p:, izq:. en zap:., a continuación conducidlo a la puerta del Templo.
El H:. Exp:. abandona el Templo ritualmente.
Pausa.
Durante este tiempo, el M:, de Cer:. dispone rápidamente en los lugares requeridos el material
necesario para la Ceremonia de Iniciación (ver "Disposición de la Log:, para una Iniciación").
El Exp:. vuelve acompañado del Postulante (preparado ritualmente, como se ha dicho) y quedan
ambos a la puerta del Templo. El Retejador (o en su defecto el Exp:.) llama profanamente a la puerta del Templo.
Cubridor:
H:. Segundo Vigilante, a la puerta del Templo llaman profanamente.
Segundo Vigilante:
H:. Primer Vigilante, llaman profanamente a la puerta del Templo
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, a la puerta del Templo llaman profanamente.
Venerable Maestro:
H:. Primer Vigilante ¿Quién es el temerario que se atreve a interrumpir nuestros trabajos?
Primer Vigilante:
H:. Segundo Vigilante ¿Quién llama de esa forma?.
Segundo Vigilante:
H:. Cubridor, mirad quién llama así.
El H:. Cubridor abre la puerta y pone la punta de la espada sobre elpecho del recipiendario diciendo:
Cubridor:
¿Alto quién va? ¿Quién es el audaz que osa interrumpir nuestros trabajos?
Experto:
¡Hermano mío, retened vuestra espada, yo os conjuro!
El H:. Cubridor retira su espada.

Reconocedme, soy vuestro H:. Experto que presento a un profano para ser admitido en los misterios.
El H:. Cubridor cierra la puerta bruscamente.
Cubridor:
H:. Segundo Vigilante, el que llama a la puerta es el H:. Experto que presenta a un profano para ser admitido en nuestros Misterios.
Segundo Vigilante:
H:. Primer Vigilante, el que llama a la puerta es el H:. Experto que presenta a un profano para ser admitido en nuestros Misterios.
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, el que llama a la puerta es el H:. Experto que presenta a un profano para ser admitido en nuestros Misterios.
Venerable Maestro, *:
HH:., armaos con vuestras espadas a fin de defender este recinto, un profano se encuentra en las puertas del templo.
H:. Cubridor pedirle al H:. Experto cómo espera el profano ser admitido en nuestros misterios.
Cubridor:
H:. Experto, ¿cómo espera el profano ser admitido en nuestros Misterios?
Experto:
Porque es libre y de buenas costumbres.
El H:. Cubridor cierra la puerta y transmite la respuesta al Segundo Vig:. y este al V:. M:.
Venerable Maestro:
H:. Primer Vig:., puesto que es libre y de buenas costumbres, pedirle su nombre y edad.
Primer Vigilante, forzando la voz:
H:. Cubridor, pedirle al profano su nombre y edad.
Cubridor:
¡Profano! ¿Cuál es vuestro nombre y edad?
Una vez recibida la respuesta el H:. Cubridor cierra la puerta y dice:
H:. Primer Vig:., es el profano N..., su edad es de ….
Primer Vigilante:
V:. M:., es el profano N..., su edad es de ... y A L:.G:. D;. G:. A:. D:. U:., acaba de sufrir satisfactoriamente la "Prueba de Tierra".
Venerable Maestro:
¿Os habéis asegurado que el Postulante está ritualmente preparado para la Iniciación?
Cubridor:
Si, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
HH:., hemos verificado la identidad del Postulante que se encuentra a la puerta del Templo, al cual los tres escrutinios han sido favorables.
Ha sufrido la "Prueba de Tierra" y esta ritualmente preparado para su recepción.
¿Alguno de entre vosotros se opone a que sea introducido?
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, el silencio reina en ambas Columnas.
Venerable Maestro:
Puesto que nadie se opone, H:. Cubridor, haced entrar al Postulante.
El H:. Guarda Templo abre la puerta con gran estrépito y el Exp:. introducé al Postulante, que es conducido por el M:, de Cer:., desde dentro y le hace bajar la cabeza, como si pasara por una puerta muy baja, lo sitúa entre Columnas. El H:. Experto apoya enseguida la punta de su espada en el pecho del Postulante.

Caballero, aseguraos por el tacto la naturaleza del objeto que os oprime el pecho y decidnos, ¿qué es?
Recipiendario:
Una espada.
Venerable Maestro:
Caballero, esta espada que sentís sobre vuestro pecho está siempre dispuesta para castigar al perjuro. Es el símbolo de los remordimientos que roerán vuestro corazón si llegáis a ser traidor a la Fraternidad, en la que habéis solicitado ser admitido. La venda que cubre vuestras ojos es el símbolo de la ceguera en la que se encuentra el hombre dominado por sus pasiones y sumergido en la ignorancia y la superstición.
¿Que deseaís que os podamos dar nosotros?
Recipiendario:
Pido ser recibido Masón.
La respuesta se la da el M:, de Ceremonias.
Venerable Maestro:
¿Os presentáis aquí por vuestra propia voluntad, en plena libertad y sin ninguna coacción?.
Respuesta del Recip:. y si es afirmativa se continuo.
Venerable Maestro:
Reflexionad bien Caballero, en los pasos que estáis dando. Os pueden llevar a sufrir pruebas terribles que exigen todo el coraje y toda la firmeza de donde sólo los carácteres decididos son capaces de salir. ¿Estéis decididos a someteros a esas pruebas?.
Respuesta del Recipiendario y si es afirmativa.
Venerable Maestro:
Puesto que es así y que ya habéis sido advertido, soportad las consecuencias.
El hombre justo es valiente; el universo se derrumba, que las ruinas os golpeen sin sorprenderos...
¡Profano! ¿En quién depositáis vuestra confianza?
Recipiendario:
En Dios.
La respuesta se la comunica el M:, de Ceremonias.
Venerable Maestro:
Puesto que ponéis vuestra confianza en Dios, no os decepcionará. Tomad parte en la invocación que le hacemos llegar en vuestro favor.
H:. Experto, conducid al profano a los pies del altar de los juramentos y que se ponga de rodillas.
El H:. Experto deja de apuntarle con la espada y lo conduce al altar de los juramentos y le hace poner de rodillas.
Venerable Maestro, *:
En pie y al orden mis HH:.
Inclinémonos delante del Gran Arquitecto del Universo; reconozcamos su Potencia y nuestra debilidad. Contengamos nuestros espíritus y nuestros corazones en los límites de la equidad y
esforcémosnos, por nuestra obras, en elevarnos hasta Él. Él es Uno, existe por Él mismo y se revela en todo y para todo.
Que se digne proteger las obras de paz que están representadas en este Su Templo, que anime su celo, que inflame el corazón de amor a la virtud; que nos ayude con éxito a iniciar a este aspirante en Nuestros Augustos Misterios. Que nos preste Su asistencia con este profano y que lo sostenga en medio de las pruebas que va a sufrir.
*. El V:. M:, da un golpe de mallete y cada uno se sienta.

¡Postulante! levantaos. Volved a la mano que os guia; pues ella os preservará de todo peligro.
El profano se levanta. El H:. Experto lo conduce entre columnas. Se guarda algunos instantes de silencio.
Venerable Maestro:
¡Caballero!. Antes de admitiros a las pruebas, desearíamos sondear vuestro corazón y haceros unas preguntas sobre los principios morales que dirigen diariamente vuestra conducta.
Responded sin tardanza a las preguntas que os serán expuestas. Sed sincero y no esperéis engañarnos, tarde o temprano vuestra impostura será descubierta.
¿Que es la Virtud?
Responde el Recipiendario.
Venerable Maestro:
La Virtud es una firme y constante disposición de practicar el bien.
¿Que es el Vicio?
Responde el Recipiendario.
Venerable Maestro:
El Vicio está opuesto a la Virtud, es una disposición habitual al mal.
Sabed, Caballero. Que es para poner un freno saludable a los impulsos de las viles pasiones que no han sido controladas por la razón y que es para elevarnos por encima de los menospreciables intereses de que se sirven muchos hombres por lo que nos constituimos en Sociedad. Trabajamos unidos y sin relajarnos en nuestra mejora; buscamos acostumbrar a nuestro corazón a no darse más que a buenas acciones, nuestro espíritu a concebir ideas sólidas de valor y virtud. Es ordenando así las inclinaciones sobre los principios de la moral, que se llega a dar al alma el justo equilibrio de fuerza y sensibilidad que constituye la Sabiduría, es decir la Ciencia de la Vida.
Pero este trabajo es penoso y requiere muchos sacrificios, los cuáles podréis afrontar si estáis junto a nosotros. Necesitamos que toméis la firme resolución de aceptar este trabajo, si persistís en vuestro deseo, que habéis manifestado, de ser recibido Francmasón.
¿Es esa vuestra intención?
Respuesta del Recipiendario y si es afirmativa:
Venerable Maestro:
Si ocultáis unos propósitos totalmente diferentes, si habéis juzgado a la Fraternidad a partir de informaciones falsas fruto de ciertos ignorantes y calumniadores o si trabajar constantemente para vuestro perfeccionamiento moral os parece que esta por encima de vuestras fuerzas, todavía estáis a tiempo: os podéis retirar e ignoraremos para siempre que
habéis estado aquí.
¿Persistís en el deseo de haceros recibir Masón?
Contesta el Recip:. y si la respuesta es afirmativa.
Venerable Maestro:
No debéis ignorar que toda sociedad tiene sus leyes. Pero, como sería poco prudente imponer obligaciones sin conocerlas, me incumbe deciros los deberes que os serán impuestos y que tendréis que desempeñar cuando seáis parte de esta respetable asamblea.
El primero de estos deberes es un silencio absoluto sobre todo lo que tendréis, que vereis y descubriréis ahora entre nosotros y sobre todo lo que veréis, aprenderéis y sabréis más tarde.
El segundo, es el que está en la esencia de nuestra Sociedad, combatir las pasiones que deshonran al hombre y le trae infelicidad; practicar las virtudes, las más cariñosas y benefactoras; socorrer a los hermanos y ayudarse con sus consejos y sus luces. Estas virtudes que, en el mundo profano, son vistas como cualidades raras, no son entre nosotros, los Masones, más que el simple cumplimiento de un deber.
El tercero de los deberes de un Masón, es el estar conforme con los Estatutos Generales de la Masonería y con las leyes particulares de nuestra Orden. Os puedo dar la seguridad que estas leyes no son contrarias en nada con las del Estado, ni con las conveniencias sociales, ni con vuestras obligaciones familiares o religiosas.
Por lo tanto, Caballero, conocéis los principales deberes de un Masón; ¿estáis dispuestos a tornar la resolución firme y sincera de cumplirlos?
Respuesta del Recipiendario y si es afirmativa:
Venerable Maestro:
Caballero, antes de someteros a las pruebas prescritas debo exigiros una promesa formal, tomada bajo la "Copa de Libaciones" ¿Consentís en hacerla?
Respuesta del Recipiendario y si es afirmativa:
Venerable Maestro:
H:. Maestro de Ceremonias, conducid al recipiendario ante el Altar de los Juramentos y Vos, H:. Experto, traed la "Copa de Libaciones".
El M:, de Cer:. conduce al Recip:. al pie de Oriente; el Exp:. le pone la Copa llena de agua pura en la mano izquierda.
Venerable Maestro:
Caballero: bebed, bebed un poco.
El Recip:. lo hace. El H:. Experto le pone la mano derecha en el corazón.

Ahora, pronunciad conmigo el siguiente Juramento.
"Prometo por mi honor, el silencio más absoluto sobre toda clase de pruebas a las que se me puede someter".
El Recip:. repite la Fórmula del Juramento.
Durante este tiempo el M:, de Ceremonias. Echa discretamente un poco de áloe en la Copa.
Venerable Maestro:
¡Se ha tornado nota de vuestra promesa!. Pero debéis conocer la importancia de un Juramento, si faltáis a la palabra dada solemnemente.
¡Ahora bebed! ¡Bebedlo todo!
El Recip:. lo hace. El M:, de Ceremonias quita entonces la Copa de la mano del Recip:.
Pausa.
Venerable Maestro:
Que esta bebida, que se ha vuelto amarga, sea para vos Caballero, el símbolo de la amargura y remordimiento que dejaría en vuestro corazón el perjurio que habría manchado vuestros labios.
Sin embargo, si os queda alguna duda o algún escrúpulo, estáis a tiempo para retiraros. Pero os advierto que muy pronto ya no podréis hacerlo. ¿Persistís?
Respuesta del Recipiendario y si es afirmativa:
Venerable Maestro, *:
Puesto que es así, H:. Experto, conducid al Recipiendario en su PRIMER VIAJE, en el curso del cual sufrirá la "Prueba del Aire". Lo confío a vuestra prudencia. Devolvédnoslo sano y salvo.
El H:. Exp:., asistido por el M:, de Cer:., coge al Recip:. por la mano y lo conduce por la derecha del Oriente entre Columnas. Le quita la cuerda que lleva al cuello y le conduce en sentido contrario, es decir por la izquierda, para este único viaje, para simbolizar así la incapacidad de los Prof:, de conocer las Leyes profundas del Universo y de conformarse a ellas. De ahí los obstáculos, casi infranqueables, que encuentran en su camino.
El Recip:. pasa primero por la Columna del Sur, por el Este y después por la "plancha basculante" dispuesta a lo largo de la Columna del Norte, sostenido por el Exp:. y el M:, de Cer:.. Durante estos desplazamientos los HH:. de la Logia harán un gran ruido con sus pies y sus espadas, ruido que cesará bruscamente al golpe de mallete del Ven:. Maestro.
Después es conducido por el Exp:. al estrado del Seg:. Vig:.guiado por la mano derecha y le hace dar tres golpes en la espalda del este ultimo.
Segundo Vigilante:
Se levanta de su sitio y se coloca delante de su estrado poniendo su mallete contra el pecho del Recip:. y grita:
¿Quién va?
Experto:
Es un profano que pide ser recibido Masón.
Segundo Vigilante:
¿Cómo pretende alcanzarlo?
Experto:
Porque es libre y de buenas costumbres.
Segundo Vigilante:
Puesto que es así, ¡que pase! para que sea purificado por el Aire.
El H:. Exp:. moverá un abanico delante de la cara del recipiendario para crear una corriente de aire.
El Exp:. lleva al Recip:. Dextrórsum entre Columnas.
Segundo Vigilante, después de volverse a sentar en su sitio, *:
Ven:. Maestro, el Primer Viaje del
Recipiendario ha terminado.
Venerable Maestro:
Decidme Caballero, ¿qué pensáis del viaje que habéis realizado?
Pausa.

Profano, los viajes que tenéis que efectuar son simbólicos. Evocan las pruebas reales que los ancianos imponían a todo candidato a la iniciación. Si la Sociedad de la que formamos parte os los evitara, os haría perder sus frutos; por ello me autoriza a revelaros los misterios que encierra.
Caballero, el viaje simbólico que acabáis de hacer es la imagen de la vida humana. Los ruidos que habéis escuchado simbolizan las pasiones que la agitan; los obstáculos que habéis encontrado significan las dificultades que el hombre sufre y que no puede vencer ni rebasar mientras no adquiera la energía moral y los conocimientos que le permitan luchar contra la adversidad.
Estas dificultades son mayores para los que no poseen la Luz, y que, por ello ignoran las leyes profundas del Cosmos y obran muchas veces contra estas leyes.
La ascensión que habéis intentado en estas circunstancias debía ser, fatalmente, seguida de una caída, que hubiera podido ser mortal, sin la ayuda de manos fraternas, que os han sostenido en el momento más crítico.
Esta experiencia simbólica debe incitaros a la moderación en vuestros deseos, a la prudencia en vuestros ímpetus; constituye "La Prueba del Aire" de los antiguos Misterios, que viene después de la "Prueba de la Tierra", que habéis sufrido durante vuestra estancia en la "Cámara de Reflexión".
Pausa.
Venerable Maestro, :
H:. Experto Conducid al Recipiendario en su SEGUNDO VIAJE, durante el cual sufrirá la "Prueba del Agua".
En este viaje que se hace por la derecha de oeste a este, partiendo por el norte y volviendo por el sur, el terreno será más llano, las dificultades menores y en menos cantidad.
Los HH:. de las Columnas hardn un ligero ruido de roce de espadas.
El Recip:. pasa por una "plancha de bolas", dispuesta a lo largo de la Columna del Sur, y da vuelta al Oeste.
Todo ruido cesará bruscamente al golpe de Mallete del Ven:. Maestro.
Después es conducido por el Exp:. al estrado del Pr:. Vig:. guiado por la mano derecha, le hace dar tres golpes en la espalda de este último.
El 1er Vig:. se levanta, se coloca delante de su estrado y poniendo su Mallete contra el pecho del Recip:. y grita:
Primer Vigilante:
¡¿Quién va?!
Experto:
Es un profano que pide ser recibido Masón.
Primer Vigilante:
¿Cómo pretende alcanzarlo?
Experto:
Porque es libre y de buenas costumbres.
Primer Vigilante:
Puesto que es así, que pase, para ser purificado por el Agua
El M:, de Cer:. sumergirá la mano izquierda del Recip:. en una jofaina con agua, por tres veces,. después la secará con un pano blanco y llevará, con el Exp:., al Recip:. entre Col:.
Primer Vigilante, después de haber vuelto a su sitio, *:
Ven:. Maestro, el Segundo Viaje del Recipiendario ha terminado.
Venerable Maestro:
Decidme Caballero, ¿qué enseñanza habéis sacado de este segundo viaje?
Profano, en el curso de este Segundo Viaje habéis escuchado menos ruidos, habéis encontrado menos obstáculos. Hemos querido demostraros que éstos se allanan más y más bajo el paso del hombre que persevera por los senderos de la Virtud. Sin embargo, todavía no se ha liberado de los combates que está obligado a mantener para triunfar sobre sus pasiones y de las de los demás.
Durante este viaje, como en los Antiguos Misterios, habéis sufrido la "Prueba del Agua", tercer
elemento simbólico.
Pausa.
Venerable Maestro, *:
H:. Experto, conducid al Recipiendario en su TERCER VIAJE, durante el cual sufrira la "PRUEBA DEL FUEGO".
En este viaje, que también se hace por la derecha del oriente, el terreno está completamente libre y no se oye ningún ruido.
El viaje se hace en Dextrórsum de oeste a este partiendo por el norte, siempre conducido por el Exp:., continúa la vuelta a la Logia hasta llegar al pie del Oriente, cerca del V:. M:., guiado por la mano derecha, le hace dar tres golpes en la espalda de este último.
El Ven:. M:., colocando su Mallete contra el pecho del Recip: .y grita:
Venerable Maestro:
¡?Quién va?!
Experto:
Es un profano que pide ser recibido Masón.
Venerable Maestro:
¿Cómo pretende alcanzarlo?
Experto:
Porque es libre y de buenas costumbres.
Venerable Maestro:
Puesto que es así, ¡que pase! para ser purificado por el Fuego.
El Recip:. es purificado por la Harnas producidas oportunamente por el M:, de Cer:. con un soplete con polvo de Licopodio; después, siempre conducido por el Exp:., continúa la vuelta a la Logia por la derecha y lleva al Recip:. entre Col:.
Primer Vigilante, *:
Ven:. Maestro, el Tercer Viaje del Recipiendario ha terminado.
Venerable Maestro:
Caballero, en este Viaje no habéis escuchado ruido alguno. El significado de este símbolo es que si perseveráis resueltamente en la Virtud, la vida se convierte calma y apacible.
Las Harnas por las que habéis pasado figuran el cuarto elemento simbólico de los Antiguos: ojala que pueda el Fuego que os ha envuelto transmutarse en vuestro corazón en un amor ardiente para vuestros semejantes, y la Caridad pueda inspirar, desde ahora, vuestras palabras y actos.
No olvidéis jamás este principio de sublime moral, "No hagas a los demás, lo que no quieras que te hagan a ti". Grabar en vuestro corazón este otro precepto, "Haz a los demas todo el bien que tu quisieras que te hicieran a ti".
Venerable Maestro: ¡Caballero! Necesitamos exigiros el juramento que os debe unir a la Orden Masónica en la que pedís ser admitido. Quizás, algún día, sea necesario que vertáis hasta la última gota de vuestra sangre para su defensa o la de vuestros HH:.. ¿Si llegara el caso, consentiríais hacer este sacrificio y tendréis el valor si se os pide?
El recipiendario debe responder afirmativamente.
Venerable Maestro:
Puesto que es así, H:. Experto y H:. Maestro de Ceremonias, conducid al Recipiendario al Altar de los Juramentos para que preste su Juramento.
Los dos Of:, lo hacen por la derecha, y colocan al Recip:. ante el Altar.
Venerable Maestro:
Recipiendario, con el fin de asegurar los privilegies de la Masonería únicamente a hombres que merecen obtenerlos, se les pide que contraigan una promesa de fidelidad. Puedo aseguraros que esta promesa no tiene nada incompatible con los otros deberes de un hombre y de un buen ciudadano.
¿Consentís en prestar un Juramento solemne, fundado sobre los Principios que os hè expuesto y os comprometéis a guardar celosamente los Secretos y los Misterios de la Masonería?
Recipiendario:
Sí, consiento.
Venerable Maestro:
Os informo que vuestro Juramento será prestado ante las Tres Grandes Luces de la Masonería, que son: EL LIBRO de las LEYES SAGRADAS, el COMPAS y la ESCUADRA y que en esta Respetable Logia este Libro es la BIBLIA.
¿Tenéis algún inconveniente en prestar vuestro Juramento ante este Libro?
Los aplomadores de antemano habrán señalado lo que conviene y eventualmente se habrá previsto otro libro para el juramento.
Recipiendario:
No.
Venerable Maestro:
Puesto que es así, H:. Experto, poned los pies del Recipiendario en escuadra y colocadle la mano derecha, abierta y desnuda, sobre las TRES GRANDES LUCES SIMBOLICAS de la Masonería: el LIBRO de la LEY SAGRADA, el COMPAS y la ESCUADRA que se encuentran encima del Altar de los Juramentos. H:. Experto, poned un COMPAS en la mano izquierda del Recipiendario, ¡con una punta apoyada sobre su
corazón!
¡En pie y al orden HH:., espada en mano!
El Exp:. y el M:, de Cer:. cruzan la espada y el bastón por encima del Recip:. de modo que formen una escuadra.
Venerable Maestro:
Caballero, escuchad atentamente la fórmula del Juramento; que repetiréis conmigo, si estáis de acuerdo:
YO N…, bajo la invocación del Gran Arquitecto del Universo y en presencia de la Respetable Logia de Franc-Masones regularmente reunida y debidamente consagrada.
Por mi propia y libre voluntad, juro y prometo solemnemente sobre las Tres Grandes Luces de la Franc-Masonería no revelar jamás ningún secreto de la Franc-Masonería, que me sea confiado, si no es a un legitimo y buen Masón o en una Logia regularmente constituida.
Juro amar a mis HH:. socorrerlos y prestarles toda mi ayuda en sus necesidades.
Prefiero que se me corte el cuello, antes de faltar a mi juramento.
Que el GRAN ARQUITECTO DEL UNIVERSO me ayude y me preserve de tal desgracia.
Venerable Maestro, *:
H:. Experto y Maestro de Ceremonias, conducid al Recipiendario entre Columnas.
Todos los HH:. están al Orden con la espada en la mano izquierda.
Venerable Maestro, *:
H:. Primer Vigilante, vos sobre el que reposa una de las primeras columnas de este Templo. Ahora que la paciencia y la firmeza del Neófito le han hecho ganar su primera victoria en la lucha entre el Profano y el Masón, ¿qué pedís para él?
Primer Vigilante:
¡Que la venda le sea quitada, que vea y medite!
El M:, de Cer:. apaga las Luces, dejando la Logia muy débilmente iluminada por las Estrellas y el Delta.
Todos los HH:. en pie, cesan de estar al orden y dirigen la punta de sus espadas, que cogen con la mano derecha, hacia el Neófito.
Venerable Maestro:
Que la luz le sea dada a mi tercer golpe de Mallete.
El H:. Exp:. quita la venda de los ojos del Neófito.
Venerable Maestro:
Neófito, estas espadas que veis apuntándoos, os anuncian que todos los Masones volarán en vuestra ayuda en un momento de peligro; pero también os anuncian que, si traicionáis vuestro Juramento, no escaparéis a la venganza de todos los HH:. Extendidos sobre toda la faz de la tierra, que han jurado castigar al perjuro. ¿Lo juráis, HH:.?
Todos los HH:.: ¡Lo júramos!
Venerable Maestro: Ahora estáis informado de todos los peligros a los que os expondríais si no observárais estrictamente los compromisos que habéis contraído. Os invitamos a reflexionad de nuevo sobre ello. Os volveremos a pedir que lo confirméis antes que la consagración os sea dada.
H:. Experto volved a cubrir los ojos del Neófito y conducidlo fuera del Templo.
El Exp:. cubre rápidamente los ojos del Neófito, los HH:. cesan de apuntarle con las espadas y vuelven a su sitio.
El Exp:. hace salir al Neófito para que se pueda vestir. El M:, de Cer:. vuelve a dar la luz al Templo.
Venerable Maestro:
HH:., para comunicar la Luz a este Neófito necesitamos concentrar todas nuestras fuerzas. Por ello conviene recogerse esperando que el Neófito sea introducido de nuevo.
Durante este tiempo el M:, de Cer:. ordenará todo el material que haya servido para la Prueba.
El Exp:. vuelve a la puerta del Templo, con el Neófito vestido, los ojos vendados, y llama como Aprendiz.
Venerable Maestro:
H:. Segundo Vigilante, informaos quién llama así.
Segundo Vigilante:
H:. Guarda Templo, ved quién llama así.
El G:. Temp:, entreabre la puerta y la cierra inmediatamente.
Guarda Templo:
H:. Segundo Vigilante, es el Neófito D…, acompañado del H:. Experto que busca la Verdad y la Luz, que pide la entrada al Templo.
Segundo Vigilante:
Venerable Maestro es el Neófito D…, acompañado del H:. Experto, que busca la Verdad y la Luz, que pide la entrada al Templo,
Venerable Maestro:
HH:., preparaos a recibir al Neófito en la "Cadena de Unión". ¡En pie, HH:.!
Formemos la Cadena abierta.
Pausa.
Todos los HH:. ejecutan la orden. Los HH:. Del Oriente participan en la cadena aunque se quedan en sus sitios.
El H:. Guarda Templo abre la puerta del Templo.
Venerable Maestro:
¡Dad entrada al Templo al Neófito y que sea colocado dentro de la Cadena de Unión!
El Exp:. entra con el Neófito, cuyos ojos están vendados, y le introduce en la Cadena de Unión.
El H:, presentador se coloca detrás del Neófito y pone sus manos sobre los hombros.
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, el Neófito está en la Cadena de Unión y desea la Luz.
Venerable Maestro: Puesto que ha sido juzgado digno, que la Luz le sea dada a mi tercer golpe de Mallete.
Sin embargo, Neófito, le plantearé una última pregunta.
Habéis conocido a muchos hombres; puede que tengáis enemigos. Si encontráis en esta Asamblea, o entre los Masones alguno de ellos, ¿estariáis dispuesto a darle la mano y a olvidar el pasado?
Neófito:
Si, lo estoy.
Venerable Maestro:
Tomamos nota de vuestra respuesta y sabremos recordárosla si es necesario.
H:. Segundo Vigilante, ¿qué pedís para el profano?
Segundo Vigilante:
LUZ
Venerable Maestro:
H:. Primer Vigilante, ¿qué pedís para el profano?
Primer Vigilante:
LUZ
Venerable Maestro:
H:.. Orador, vos como representante de la Ley, ¿qué solicitáis para el profano?
Orador:
LUZ
Venerable Maestro:
Pueblo Masónico, como soberano que sois, ¿qué pedís para el profano?
Todos:
LA LUZ
El Ven:. M:, da tres golpes de Mallete.
Al tercer golpe el H:, presentador quita rápidamente la venda de los ojos del Neófito.
Pausa.
Venerable Maestro:
Fijaos bien, Neófito. El aspecto de esta Asamblea ha cambiado por completo. ¡Ninguna espada esta apuntándoos!
Como podréis percataros sólo hay HH.-. formando una Cadena de Unión que simboliza la unión de todos los Masones esparcidos sobre la superficie de la tierra.
Mirad y si veis algún enemigo entre nosotros ejecutad vuestra promesa.
Venerable Maestro:
No es siempre delante de uno que se encuentra a los enemigos. Los más temibles muchas veces están detrás.
¡Volveos!
El H:, presentador está detrás de el. El Neófito se encuentra así cara a cara con él, que le da enseguida el abrazo fraternal.
Se pide reconstituir la Cadena.
Venerable Maestro:
¡Nuestras manos os unen a nosotros y al Altar de la Verdad! Su abrazo os anuncia que no os abandonaremos nunca, tanto como la Verdad, la Justicia, la Discreción y el Amor fraternal, os serán sagrados.
HH:., dejemos la Cadena.
Se hace después de haber sacudido los brazos tres veces.
Venerable Maestro:
Tomad asiento.
H:. M:., de Ceremonias, acercad al Neófito al Altar de los Juramentos y colocad al H:., presentador, a su lado.
El M:.de Ceremonias ejecuta la orden y el H:. Experto se queda de pie al lado del Neófito.
Venerable Maestro, *:
De pie y al Orden, HH:., espada en mano.
Todos obedecen y cogen la espada con su mano izquierda, estando al orden con la derecha.

Neófito, ahora que vuestros ojos no están cubiertos, considerad los objetos que están colocados en el Altar de los Juramentos. Estos objetos constituyen las Tres Grandes Luces que iluminan la conducta de los Masones.
EL LIBRO DE LA LEY SAGRADA es el símbolo de la Tradición;
LA ESCUADRA, emblema de rectitud, nos inspira la rectitud en nuestros pensamientos y acciones; es el símbolo de la Ley moral.
EL COMPAS, instrumento de medida y comparación, nos permite apreciar los productos y consecuencias de nuestros actos, que siempre deberán ser fraternales hacia todos nuestros semejantes y, en particular, hacia nuestros HH:. Masones.
Ahora, poneos de rodillas y vuestra mano derecha sobre las Tres Grandes Luces de la Masonería que se encuentran en el Altar de los Juramentos.
El Exp:. ejecuta esa orden y coloca al Neófito frente al Ven:. M:., en genuflexión de la rodilla derecha, la izquierda se mantiene en 90°.
Venerable Maestro:
Neófito, ¿os reafirmáis enteramente en las obligaciones que acabáis de contraer?
¿Confirmáis sinceramente y sin restricciones el Juramento solemne que habéis prestado hace un
momento, con los ojos vendados?
¿Juráis, guardar respeto a nuestras dignidades masónicas, siempre que lo que se ordene sea conforme y no contrarie a nuestras leyes?
Neófito:
Si, lo confirmo y lo juro.
Venerable Maestro:
H:., … vos que sois el presentador del Neófito y por lo tanto el responsable ante esta Respetable Logia y ante la Orden entera de la obligaciones que el Neófito acaba de contraer, ¿prometéis velar para que sea fiel, seguirlo durante su vida masónica y en su vida profana, iluminarle con vuestros consejos y prevenirle de eventuales errores?
Presentador:
Me comprometo a ello formalmente, V:. M:.
Venerable Maestro:
Se ha tornado nota de vuestra promesa.
El presentador vuelve a su sitio.
Venerable Maestro, teniendo la espada flamígera en la mano izquierda, cuya hoja pone ligeramente sobre la cabeza del Neófito, y teniendo el Mallete en su mano derecha, dispuesto a golpear sobre la hoja:
A la Gloria del Gran Arquitecto del Universo, en nombre de la Masonería Universal y bajo los auspicios de la Gran Logia de España.
En virtud de los poderes que me han sido conferidos por esta Respetable Logia, os Consagro, Constituyo y Recibo Aprendiz Francmasón, grado primero, del Rito Escocés Antiguo y Aceptado y miembro activo de esta Resp:. Logia de San Juan, constituida en los Valles de … con el N° … y el título de ….
El Ven:. M:, da tres golpes iguales con su mallete sobre la hoja de la espada, que la apoya ligeramente sobre la cabeza del recipiendario, después pone la espada y el mallete encima de su mesa.

Levantaos, H:, mío, porque desde ahora ya no recibiréis otro calificativo entre nosotros, acercaos y recibid el abrazo fraternal, que por mi conducto os dan todos los HH.\e esta Respetable Logia y los esparcidos por la superficie de la Tierra.
El Ven:. M:. le da el abrazo fraternal.
Venerable Maestro, *:
Sentaos, HH:..
H:., ahora ya puedo informaros que en la Masonería hay distinto grados, cada uno de los cuáles contiene secretos particulares que son comunicados a los recipiendarios, según sus méritos.
Vamos a comunicaros ahora los Secretos del Primer Grado que acabáis de recibir.
H:. Segundo Vigilante, proceded a la instrucción de nuestro H:. N….
H:. Experto y H:. Maestro de Ceremonias, conducen por la derecha al nuevo H:, entre Columnas.
Segundo Vigilante:
H:., todas las Escuadras, Niveles y Plomadas son verdaderos signos de reconocimiento para un Masón. Por tanto debéis manteneros bien derecho, los pies en escuadra.
El nuevo H:, ejecuta las instrucciones. El H:. Exp:. vigila su buena ejecución.

Ahora dad un paso hacia mi con el pie izquierdo y traed el pie derecho contra el izquierdo, formando escuadra: es el primer paso regular en Masonería y es en esta posición que los "SECRETOS" son comunicados.
Cuando entréis en la Logia, haréis este paso tres veces.
Los Secretos del Grado consisten en un SIGNO, un TOQUE y una PALABRA.
Poned ahora la mano derecha al nivel de la garganta, el pulgar en escuadra, el antebrazo derecho horizontal: se llama a eso "ponerse al orden".
El SIGNO se hace pasando la mano de un lado a otro del cuello, dejando enseguida caer el brazo derecho.
Éste alude a la penalización de vuestro juramento y significa que como hombre de honor y Masón: ¡vos preferiríais que os corten el cuello antes que revelar indebidamente los Secretos que os han sido confiados".
El TOQUE se da, dándose respectivamente la mano derecha y ejerciendo una presión marcada, con el pulgar curvado, en la articulación del índice, que une este dedo a la mano.
ESTE TOQUE constituye la petición de la PALABRA SAGRADA.
El interrogado debe responder:
"No sé leer ni escribir, sólo sé deletrear. Dadme la primera letra y yo os daré la siguiente".
Para que pueda hacerlo de aquí en adelante, yo os diré que ésta palabra es «Boaz»".
El Exp:. hace repetir al nuevo H:, el toque y la palabra letra por letra.
Segundo Vigilante:
Esta palabra procede de la Columna que está situada en el Exterior del Templo de Salomón, a la izquierda de la puerta de entrada, que significa: «Con Fuerza».
En fin, habéis de saber que como Aprendiz vuestra edad es de "Tres años".
H:. Primer Vig:. , la instrucción del nuevo H:. …, está terminada.
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, todo es justo y perfecto.
Venerable Maestro:
H:. Experto, revestid al Neófito del Mandil de Aprendiz Masón.
El Exp:. lo hace.
Venerable Maestro:
H:., llevad este Mandil, que es el símbolo del trabajo que ha sido llevado por los Masones más ilustres y por los más humildes, os lo tenéis que poner cada vez que asistáis a una Logia; en vuestra calidad de Aprendiz llevaréis la baveta levantada. Su color blanco es el emblema de la pureza, de la inocencia y de la candor, guardaos de alterarlo por vuestras acciones.
Venerable Maestro, *:
En pie y al orden, HH:..
Os invito a reconocer desde ahora como H:., miembro de esta Respetable Logia, al nuevo iniciado N…, que se encuentra entre Columnas, a darle socorro y asistencia en toda ocasión, persuadidos que, por su parte, él no olvidará jamás las obligaciones Masónicas que ha contraído.
HH:. Primero y Segundo Vigilante, invitad a los HH:. que decoran vuestras respectivas columnas, como yo lo hago a los de Oriente a que se unan a mí para celebrar con una Batería de júbilo la feliz adquisición que acaba de hacer la Masoneria y esta Respetable Logia en particular en la persona de nuestro H:. ….
Primer Vigilante:
H:. Seg;. V:, y HH:. que decoráis mi columna, el Venerable Maestro os invita a celebrar con una Batería de júbilo la feliz adquisición que acaba de hacer la Masonería y esta Respetable Logia en particular en la persona de nuestro H:. ….
Segundo Vigilante:
HH:. que decoráis la columna del Norte, el Venerable Maestro os invita a celebrar con una Batería de júbilo la feliz adquisición que acaba de hacer la Masonería y esta Respetable Logia en particular en la persona de nuestro H:. ….
Primer Vigilante:
El anuncio está hecho, Venerable Maestro.
Venerable Maestro: Amí, HH:.,
por el Signo,
la batería, * * *
y la aclamación escocesa: ¡Huzze! ¡Huzze! ¡Huzze!
*.
Sentaos, HH:..
Venerable Maestro:
H:. Maestro de Ceremonias, conducid a nuestro nuevo H:. N…, al pie de Oriente y vos H:. Experto hacedle ejecutar su primer trabajo de Aprendiz.
El M:, de Cer:. hace acercar al nuevo H:, a la Piedra Bruta. El Exp:. le da el mazo y el Cincel y, habiéndole hecho poner la rodilla derecha en tierra, la izquierda en 90°, le hace dar tres golpes sobre la Piedra Bruta con estos útiles.
Experto, se pone al orden, hace el signo de Apr:. y dice:
Venerable Maestro, el primer trabajo de Aprendiz de nuestro nuevo H:. N…, ha terminado.
Venerable Maestro:
H:. Maestro de Ceremonias, haced subir a nuestro nuevo H:, los peldaños del Oriente.
El M:, de Cer:. hace subir al Oriente al nuevo H:. quien estará al orden:
Venerable Maestro:
H:., siguiendo una antigua tradición, os doy ahora un par de guantes blancos, de los que os serviréis en nuestras Tenidas solemnes. Os indican que las manos de un Masón deben ser puras de todos los actos reprensibles, así como que su conciencia será pura de todos los sentimientos viles.
Siguiendo esta misma tradición se os entregaría un par de guantes blancos de mujer, a fin de que los destinéis a la persona que tenga más derecho a vuestro respeto y amor. Como recuerdo de esta tradición os damos en nombre de toda la Logia una rosa destinada a esa mujer.
H:. Maestro de Ceremonias, conducid ahora a nuestro H:. N…, a la cabeza de la primera fila de Septentrión, lugar que se le atribuye hoy. En el futuro se colocará en la fila de atrás con los otros
Aprendices.
El M:, de Cer:. conduce al nuevo H:, a su sitio.
Este se quedará de pie y al orden.
Venerable Maestro:
Debéis saber, mi muy Querido H:. N…, que la beneficencia es una de las Virtudes cuya práctica es más querida entre los Masones. No debe confundirse con la limosna, que rebaja al que la recibe sin elevar al que la da.
Los metales, que se os han retirado antes de entrar en el Templo, simbolizan todo lo que brilla con un resplandor engañoso. Es la moneda corriente de los prejuicios vulgares: constituye una riqueza ilusoria, que el sabio debe saber despreciar. El hombre que aspira a ser libre debe aprender a separarse de las cosas fútiles y acordarse que la avaricia es el eje de todos los vicios.
Pero estos metales, convenientemente manejados por el sabio, pueden también servir para hacer el bien.
"Una Viuda y sus Hijos" (es así como designamos a la Francmasonería y a sus miembros), reclaman constantemente nuestra asistencia. Tenemos obras de solidaridad para las que se hace un llamamiento a los buenos sentimientos de los HH:.. Ellos deben consultar a sus medios, al mismo tiempo que a su corazón, para no pasarse de lo que sus posibilidades le permitan ofrecer.
La caridad cesa, en efecto, de ser una virtud si se hace en perjuicio de deberes más sagrados y más urgentes: una familia a mantener, hijos a educar, viejos padres a mantener, compromisos civiles que respetar: estos son los primeros deberes que la Naturaleza y la conciencia nos imponen.
Daréis pues, una ofrenda para nuestras Obras de solidaridad, según vuestros medios, y discretamente, porque los actos de beneficencia de un Masón no deben ser jamás actos de ostentación, ni de vanidad, capaces de enorgullecer al que da, y de humillar al que recibe.
Deben ser solo el cumplimiento de un Deber y quedar en secreto.
H:. Maestro de Ceremonias restituid los metales a nuestro H:. N…. El sabrá usarlos con discernimiento.
Venerable Maestro:
Querido H:. N…, al final de esta Tenida, cuando el H:. Hospitalario os presentará como a todos, lo que llamamos el "Saco de la Viuda" podréis ingresar vuestro óbolo como acto de Beneficencia.
Vuestra ofrenda será el testimonio del espíritu de sacrificio que debe animar a todos los Masones.
No nos queda mas, H:. N…, que destruir el Testamento en el cual habéis consignado vuestros últimos pensamientos de profano.
Estáis llamado desde ahora a una nueva vida y vuestras ideas evolucionarán naturalmente, a medida que realizaréis el perfeccionamiento de vos mismo y avancéis en el conocimiento.
Conviene, pues, que vuestras anteriores impresiones, destinadas a ser superadas, sean olvidadas.
Destruyendo este testimonio de vuestro pasado, nosotros manifestamos la confianza que tenemos en vuestro futuro.
¡Entrego, pues, vuestro Testamento a las llamas purificadoras!
El Ven:. M:, quema el antedicho Testamento que ha colocado clavado en la punta de la espada colocada sobre su mesa. El H:. Exp:. recoge la ceniza en un sobre que entrega al nuevo H:.

¡Conservad H:., preciosamente estas cenizas, en recuerdo del día en que os habéis consagrado a la búsqueda de la Verdad y ligado a los Hij os de la Viuda!
¡Que estéis satisfecho de ello durante toda vuestra vida!
¡Sentaos H:.!
H:. Experto, ¡incinerad ahora los Informes del plomaje!
El Exp:. quema ostensiblemente los Informes.
Venerable Maestro:
Ahora concedo la palabra al H:. Orador que os va a manifestar los calurosos sentimientos de la Respetable Logia hacia nuestro nuevo H:, y exponerle sucintamente el sentido y el fin del Arte Real.
Orador breve alocución del H:. Or:.
Venerable Maestro:
Queridos HH:., devolvamos al Gran Arquitecto del Universo todo lo bueno, lo útil y glorioso que ha hecho por nosotros en esta jornada solemne donde hemos visto el crecimiento del número de nuestros hermanos. Que continúe protegiendo nuestros trabajos y nos dirija constantemente hacia la perfección.
Que la armonía, la unión y la concordia sean siempre el triple cimiento de nuestras obras.
Que en las vueltas por el mundo, sepamos reconocer siempre la sabiduría de los verdaderos Hijos de la Luz.
Ahora queridos HH:., vamos a proceder a la clausura de la Logia.
 

Clausura de Trabajos

 
Venerable Maestro, *:
HH:. míos, el orden del día se ha agotado. Antes de cerrar los trabajos, estoy dispuesto a conceder la palabra a quien tenga proposiciones que presentar en interés de la orden masónica en general, o de esta Respetable Logia en particular.
Si ningún H:, pide la palabra, el Primer Vigilante dice:
Primer Vigilante, *:
Venerable Maestro, el silencio reina sobre ambas columnas.
Venerable Maestro:
Voy a hacer circular el saco de las proposiciones al mismo tiempo que el tronco de la viuda.
H:. Maestro de Ceremonias y H:. Hospitalario, ¡cumplid con vuestro deber!
Estos HH:. ejecutan la orden recibida, empezando por el Venerable Maestro y los HH:. que están en el oriente, dando después la vuelta a la Logia en Dextrórsum. Hecho esto, se colocan entre columnas.
Primer Vigilante, *:
Venerable Maestro, el saco de proposiciones y el tronco de la viuda están a vuestra disposición.
Venerable Maestro, *:
¿Alguno de vosotros, HH:. míos, reclama el Tronco de la Viuda?
Primer Vigilante, si no hay respuestas de los HH:.:
Venerable Maestro, el silencio reina sobre ambas columnas.
Venerable Maestro:
Entonces, H:. M:. de Ceremonias y H:. Hospitalario, ¡acercaos a Oriente!
Si el saco contiene proposiciones, el Venerable Maestro informa a la Logia, o anuncia sólo que hará lo necesario oportunamente. El producto del tronco de beneficencia se cuenta y se toma nota en el esbozo de la plancha trazada.
Venerable Maestro:
El saco de beneficencia sera contado por el H:. Orador, su importe lo registrara el H:. Secretarie en la plancha y del importe se hará cargo el H:. Hospitalario.
Pausa.

HH:. míos, ¡formemos la Cadena de unión!
Todos se quitan los guantes. Los HH:. se colocan, silencio samente, en el centra del templo, alrededor de las tres columnitas y del cuadro de Logia, de la siguiente manera:
- pies derechos y paralelos, de manera que no se toquen entre ellos, ni con los de los HH:. cercanos.
- Cada H:, coge con su mano derecha la izquierda del H:, situado a su izquierda, poniendo el brazo derecho por encima del brazo izquierdo.
- Mirada fija sobre el cuadro de Logia, manteniéndose en silencio durante varios segundos.
La duración es a discreción del Venerable Maestro, según el grado de concentración conseguido.
- La Cadena puede ser acompañada por la columna de la armonía.
- El V:. M:, o un H:, designado por él pronunciará una plegaria ligada a las circunstancias del dia.

Mis queridos HH:. dejemos la Cadena de unión.
Los HH:. vuelven a su sitio y se sientan.
Venerable Maestro, *:
H:. Segundo Vigilante, ¿dónde reciben los Aprendices su salario?
Segundo Vigilante:
En la columna B, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
H:. Primer Vigilante, ¿están los obreros contentos y satisfechos?
Primer Vigilante:
Venerable Maestro, así lo parecen en ambas columnas.
Venerable Maestro:
H:. Orador, decidme vuestra opinión sobre los trabajos realizados.
Orador, hace un breve resumen de los trabajos, o si no es procedente, dice simplemente:
Resultan justos y perfectos, Venerable Maestro.
Venerable Maestro, *:
H:. Primer Vigilante, ¿qué edad tenéis?
Primer Vigilante:
Tres años, Venerable Maestro.
Venerable Maestro, *:
H:. Segundo Vigilante, ¿a qué hora los Aprendices masones acostumbran a cerrar sus trabajos?
Segundo Vigilante:
A medianoche, Venerable Maestro.
Venerable Maestro, *:
H:. Primer Vigilante, ¿qué hora es?
Primer Vigilante:
Es medianoche en punto, Venerable Maestro.
Venerable Maestro:
Ya que es medianoche en punto, tenemos que volver a las tinieblas y siendo la hora en que los Aprendices masones acostumbran a cerrar sus trabajos, y éstos han resultado justos y perfectos, ¡uníos a mi, HH:. Primer y Segundo Vigilantes, para cerrar esta Respetable Logia en grado de aprendiz! ¡HH:.
H:. Experto y Maestro de Ceremonias, ayudadnos!
*.
¡En pie y al orden, HH:.!
Todos se ponen en pie y al orden.

¡Que la luz que ha iluminado nuestros trabajos continúe brillando en nosotros, para que terminemos fuera la obra empezada en el templo y preservémosla para que no esté expuesta a los profanos!
El Maestro de Ceremonias, precedido del H:. Experto, procede al apagado de las luces siguiendo el movimiento de las agujas de un reloj, las apagará con el apagador, jamás se soplará la llama. Primero la de la columna jónica mientras el V:. M:, dice:
Venerable Maestro, *:
¡Que la paz reine sobre la tierra!
El Maestro de Ceremonias seguirá por el sur hasta llegar a la columna dórica la que apagará mientras el Primer Vigilante dice:
Primer Vigilante, *:
¡Que el amor reine entre los hombres!
El Maestro de Ceremonias seguirá por el norte hasta llegar a la columna corintia la que apagará mientras el Segundo Vigilante dice:
Segundo Vigilante, *:
¡Que la ALEGRÍA reine en los corazones!
El Maestro de Ceremonias y el Experto cruzan el bastón y la espada sobre el altar durante la invocación del Venerable Maestro.
Venerable Maestro: * * *.
Primer Vigilante: * * *.
Segundo Vigilante: * * *.
Venerable Maestro:
A L:.G:.D:.G:.A:.D:.U:., en nombre de la Francmasonería Universal y bajo los auspicios de la Gran Logia de España, declaro cerrada en grado de aprendiz, esta Respetable Logia de San Juan, constituida en el Oriente de ... con el numero ... y el nombre distintivo de ...
Seguidamente, el pasado Maestro inmediato u otro antiguo Venerable se dirige al altar de los juramentos, poniéndose al orden hace el signo, levanta los útiles simbólicos y cierra el volumen de la ley sagrada; después vuelve a su sitio.
Venerable Maestro:
¡A mi, HH:. mios!
¡Por el signo!
Todos hacen el signo de aprendiz.

¡La batería! * * *. Se dan tres golpes de mallete o sendas palmadas.
¡Y la aclamación escocesa!
¡Huzze! ¡Huzze! ¡Huzze!
HH:. míos, muy por encima de las preocupaciones de la vida material, se abre para el francmasón el vasto dominio de la actividad espiritual.
Antes de separarnos, unamos nuestros corazones en fraternidad y elevemos nuestros ensamientos al Creador. ¡que Él inspire nuestra conducta en el mundo profano, que guie nuestra vida y sea la luz de nuestro camino!
¡Juremos guardar el silencio sobre los trabajos de este día y retiremonos en paz!
Todos, haciendo el gesto de juramento:
¡Lo juro!
En este momento, el Venerable Maestro y los Vigilantes apagan las velas encendidas que hay sobre sus mesas.
El Maestro de Ceremonias o el Experto retira el cuadro de Logia, haciendo una cruz diagonal con
su bastón o empuñadura de la espada, según el oficial, sobre el reverso.
Los HH:. están de pie y en sus respectivos sitios.
El V:. M:, invita al M:, de Ceremonias a iniciar la marcha de clausura.
Comienza la salida el M:, de Ceremonias, seguido del V:. M:. , dignatarios, oficiales, Maestros, Compañeros y por ultimo Aprendices.

 
 
 
Instrucción del Primer Grado
 
En coda grado masónico existe una instrucción compuesta de preguntas y respuestas.
Las preguntas se plantean para estimular la reflexión. El aprendiz debe esforzarse en contestarlas sin contentarse con recordar simplemente las respuestas convencionales que deberá conocer de todas maneras. Aunque no se pretende que sean respuestas de rutina.
Sin embargo, algunas de estas respuestas deben, en los "retejes", ser dadas textualmente.
Cuando esta instrucción sea dada en Logia, el Primer Vigilante hará las preguntas y el Segundo Vigilante dará las respuestas.
P.:
H:. mío ¿de donde venís?
R.:
De una Logia de San Juan, Venerable Maestro.
P.:
¿Qué hacéis allí?
R.:
Se trenzan coronas para la virtud y se forjan cadenas para los vicios.
P.:
¿Que venís a hacer aquí?
R.:
Vencer mis pasiones, someter mi voluntad y hacer un nuevo progreso en la Masonería.
P.:
¿Qué lazo nos une?
R.:
La Masonería.
P.:
¿Qué es la Masonería?
R.:
Es una alianza universal de hombres, iluminada para trabajar en comün para el perfeccionamiento intelectual y moral de la humanidad.
P.:
¿Sois Masón?
R.:
Mis HH:. me reconocen como tal.
P.:
¿Por que contestéis así?
R.:
Porque un Aprendiz Masón debe desconfiar de sí mismo y antes de juzgar debe recurrir a las luces de sus HH:..
P.:
¿Qué es un Masón?
R.:
Un hombre libre y de buenas costumbres, tan amigo del rico como del pobre, si son virtuosos.
P.:
¿Qué quiere decir ser libres?
R.:
El hombre «libre» es el que, después de haber enterrado los prejuicios de lo vulgar, se ha visto renacer a la vida nueva que confiere la Iniciación.
P.:
¿Por qué decés que un Masón es «tan amigo del pobre como del rico, si son virtuosos»?
R.:
Para indicar que el valor individual se debe apreciar en razón de las cualidades morales. La estima sólo debe medirse por la constancia y la energía que el hombre emplea en la realización del Bien.
P.:
¿Cuales son los deberes de un Masón?
R.:
Huir del vicio y practicar la Virtud.
P.:
¿Cómo debe practicar la Virtud un Masón?
R.:
Prefiriendo la Justicia y la verdad a todas las cosas.
P.:
¿,Dónde habéis sido recibido Masón?
R.:
En una Logia justa y perfecta.
P.:
¿Qué hace falta para que una Logia sea justa y perfecta?
R.:
Tres la dirigen, cinco la iluminan, siete la hacen justa y perfecta.
P.:
Explicad esta respuesta.
R.:
Los TRES son el Venerable Maestro y los dos Vig:. Estos Oficiales, con el Or:. y el Secr:. son las CINCO Luces de la Logia.
Pero hace falta que SIETE miembros de la Logia, al menos, se reúnan para poder proceder a los Trabajos regulares.
De estos SIETE miembros, tres al menos deben poseer el grado de M:, y dos el grado de Comp:.
P.:
¿Desde cuándo sois Masón?
R.:
Desde que he recibido la Luz.
P.:
¿Qué significa esta contestación?
R.:
Que no somos realmente Masones hasta el día en que nuestro espíritu se ha abierto a la inteligencia de los misterios de la Masonería.
P.:
¿En qué reconoceré que sois Masón?
R.:
En los Signos, las Palabras y los Toques.
P.:
¿Cómo interpretäis esta respuesta?
R.:
Un Masón se reconoce por su manera de obrar, siempre equitativa y franca (signos); por su lenguaje leal y sincero (Palabras); en fin, por la solicitud fraternal que manifiesta hacia todos aquellos a los que está ligado por los lazos de la solidaridad (Toques).
P.:
¿Cómo se hacen los signos de los Masones?
R.:
Por la Escuadra, el Nivel y la Plomada.
P.:
Explicad esta contestación.
R.:
El Masón en sus actos, debe inspirarse en el sentimiento de Equidad (Escuadra), debe intentar nivelar las desigualdades arbitrarias (Nivel); y contribuir, por fin, a elevar sin cesar el estado moral y material de la Sociedad entera (Plomada).
P.:
Haced el Signo de "al Orden".
R.: (Lo hace poniéndose al orden).
P.:
¿Qué significa este signo?
R.:
La mano situada en el cuello, parece contener el hervidero de las pasiones que se agitan en el pecho y preservar así a la cabeza de toda exaltación febril, susceptible de comprometer nuestra lucidez mental.
P.:
Haced el "Signo Penal" o de reconocimiento.
R.:
Lo hace.
P.:
¿Qué significa este signo?
R.:
Que preferiría se me corte el cuello antes que revelar los secretos que me han sido confiados.
P.:
Dadme la Palabra Sagrada.
R.:
No sé leer ni escribir, sólo se deletrear; dadme la primera letra y yo os daré la segunda.
P.:
¿Por que decis: "Yo no sé leer ni escribir"? ¿A qué se refiere esta ignorancia?
R.:
Al lenguaje simbólico empleado por la Masonería. Su sentido no se discierne más que progresivamente por el Iniciado, al principio de su carrera, deletrea con dificultad lo que más tarde será para él objeto de una lectura corriente.
P.:
¿Qué os indica la manera de deletrear la Palabra Sagrada?
R.:
El método de la Masonería, que solicita los esfuerzos intelectuales de cada uno, evitando inculcar dogmas. Se pone al Neófito en la vía de la Verdad, dándole simbólicamente la primera letra de la Palabra; debe encontrar por si mismo la segunda; después se le indica la tercera, a fin de que adivine la cuarta.
P.:
¿A que se llama "Salario" en la Masonería?
R.:
Es la recompensa del trabajo producido por el Obrero.
P.:
¿En que se traduce el "Salario" de los Masones?
R.:
En el perfeccionamiento gradual de sí mismo.
P.:
¿Cuál es la forma de tu Logia?
R.:
Un rectángulo.
P.:
¿En que sentido se orientan sus lados largos?
R.:
De Oriente a Occidente.
P.:
¿Y sus lados anchos?
R.:
De Mediodía a Septentrión.
P.:
¿Su altura?
R.:
Del Zenit a Nadir.
P.:
¿Qué significan estas dimensiones?
R.:
Que la Masonería es Universal.
P.:
¿Por qué está situada la Logia de Oriente a Occidente?
R.:
Está orientada, como todos los antiguos edificios sagrados, de forma que recuerde que la Masonería indica a sus adeptos la dirección de donde viene la Luz. Situándose así en la vía trazada para ir por si misma a la búsqueda de la Verdad.
P.:
¿Qué entendéis por la palabra "Logia"?
R.:
Es el lugar sagrado que sirve de refugio a los Masones, para cubrir sus trabajos.
P.:
¿,Por qué los trabajos Masónicos deben hacerse a cubierto?
R.:
Porque todas las fuerzas que están destinadas a desplegarse útilmente fuera deben, al principio, estar concentradas sobre sí mismas para adquirir así su máxima energía expansiva.
P.:
¿En qué puede compararse una Logia regularmente cubierta?
R.:
A la célula orgánica y más especialmente al huevo, que contiene un ser en potencia. Todo cerebro pensante figura como un talier cerrado, una asamblea deliberante, y al abrigo de la agitación exterior.
P.:
¿Qué decís cuando los trabajos no están cubiertos?
R.:
Llueve. Esta expresión permite a los Masones avisarse entre ellos cuando su conversación puede ser sorprendida por oídos profanos.
P.:
¿Qué es lo que sostiene la Logia?
R.:
Tres Grandes Pilares que se llaman Sabiduría, Fuerza y Belleza, que están simbólicamente representados por el Ven:. M:, y los dos Vig:.
P.:
¿Cómo pueden estos pilares sostener la Logia, es decir, presidir el trabajo constructivo de los Masones?
R.:
La Sabiduría concibe, la Fuerza ejecuta, la Belleza adorna.
P.:
¿Por que os habéis hecho recibir Masón?
R.:
Porque estaba en las Tinieblas y buscaba la Luz.
P.:
Explicad esta respuesta.
R.:
La Sociedad en la cual vivimos está parcialmente civilizada. Las Verdades esenciales están en ella rodeadas de sombras espesas, los prejuicios y la ignorancia la dominan, la fuerza o la astucia priman sobre el derecho. El mayor conjunto de Verdad y de Luz solo puede encontrarse en los Templos Masónicos.
P.:
¿Qué significa esa Luz?
R.:
EL Conocimiento y la Virtud que emana del Gran Arquitecto del Universo.
P.:
¿En que estado estábais cuando se procedió a vuestra iniciación?
R.:
Ni desnudo, ni vestido, pero en un estado decente, privado del uso de la vista y desprovisto de todo metal.
P.:
¿Por qué estábais en este estado?
R.:
Despojado de una parte de mis vestidos, para recordar el estado de desnudez del hombre cuando nace, y también porque la virtud no necesita ornamentos. El corazón descubierto en senal de amistad.
La rodilla derecha desnuda para señalar los sentimientos de humildad que deben presidir la búsqueda de la Verdad.
El pie izquierdo descalzo, imitando una antigua costumbre por respeto a un Lugar santo.
Privado del uso de la vista, a fin de manifestar la ignorancia del Recipiendario, todavía privado de la Luz que le traerá la instrucción masónica.
Desprovisto de todo metal, como prueba del desinterés y renuncia a todo lo que brilla con resplandor engañoso y que puede privarme de mi perfeccionamiento. Simbólicamente para evitar obstáculos a mi purificación por la tierra, el aire, el agua y el fuego.
P.:
¿Cómo fuisteis introducido en Logia?
R.:
Por tres grandes golpes.
P.:
¿Cuál es su significado?
R.:
Pedid y se os dará (LA LUZ); buscad y encontraréis (LA VERDAD); llamad y se os abrirá (LA PUERTA DEL TEMPLO).
P.:
¿Qué os ocurrió después de vuestra introducción en el Templo?
R.:
Después de sufrir diversas pruebas y del consentimiento de mis HH:., el M:, de la Logia me recibió Masón.
P.:
¿Cuáles son estas pruebas y qué significan?
R.:
Estas pruebas consistieron en tres viajes destinados a mostrarme el camino que conduce a la
Verdad.
P.:
¿Qué hicisteis después de sufrir estas pruebas?
R.:
Presté juramento de guardar los secretos de la Orden Masónica y de actuar en todas las circunstancias como buen y leal Masón.
P.:
¿En qué consisten los secretos de la Orden?
R.:
En el conocimiento de las Verdades, de las que los Símbolos masónicos son la traducción sensible.
P.:
¿Qué habéis visto cuando entrásteis en Logia?
R.:
Nada que el espíritu pueda comprender: un espeso velo cubría mis ojos.
P.:
¿Cómo explicáis esta respuesta?
R.:
No basta con estar puesto en presencia de la Verdad para entenderla. La Luz sólo ilumina al
espíritu humano cuando nada se opone al resplandor. Mientras la ilusión y los prejuicios nos ciegan, la oscuridad reina en nosotros y nos convierte en insensibles al esplendor de lo Verdadero.
P.:
¿Qué habéis visto al recibir la Luz?
R.:
El Altar sobre el que hè prestado juramento, con las Tres Grandes Luces de la Masoneria: El Libro de la Ley Sagrada, el Compás y la Escuadra; el Delta Luminoso; El Sol, la Luna y el Maestro de la Logia.
P.:
¿Qué representa el Delta luminoso?
R.:
El Gran Arquitecto del Universo.
P.:
¿Qué relación existe entre el Sol, la Luna y el Maestro de la Logia?
R.:
El Sol representa la Razón Divina que aclara la inteligencia, la Luna figura la imaginación que recibe las ideas de una forma apropiada y el Maestro de la Logia simboliza el Principio que ilumina la conciencia sobre la doble influencia de la Razón y la Imaginación.
P.:
¿Dónde esta sentado el Maestro de la Logia?
R.:
En el Oriente.
P.:
¿Por que?
R.:
Lo mismo que el Sol aparece en Oriente para emprender la carrera del día. Así mismo el Maestro de la Logia está en Oriente para abrir la Logia y dirigir a los HH:. por la Senda de la Masonería.
P.:
¿Dónde están los Vigilantes.?
R.:
En el Oeste y en el Sur para ayudar al Maestro de la Logia en sus trabajos, pagar a los obreros y dejarlos contentos y satisfechos.
P.:
¿Qué significa el Occidente con relación al Oriente?
R.:
El Oriente indica la dirección de donde procede la Luz y el Occidente la región donde termina. El Occidente representa, pues, el mundo visible que perciben los sentidos, y de una manera general, todo lo concreto. El Oriente, al contrarie, representa al mundo intelectual que no se revela más que al espíritu; en otros términos lo que es abstracto.
P.:
¿Dónde están colocados los Aprendices?
R.:
En el Septentrión, que representa la región menos iluminada, porque solo poseen los conocimientos elementales en Masonería, y que, por lo tanto, todavía no son capaces de soportar una gran luz.
P.:
¿A qué hora los Masones acostumbran a abrir y cerrar sus trabajos?
R.:
Alegóricamente los trabajos empiezan a Mediodía y terminan a Medianoche.
P.:
¿Qué significan estas horas convencionales?
R.:
Indican que el hombre llega a mitad de su carrera, el mediodía de su vida, antes de poder ser útil a sus semejantes; pero que desde este instante y hasta su última hora, debe trabajar sin desmayo para el bien común.
P.:
¿Qué edad tenéis?
R.:
Tres años.
P.:
¿Qué significa esta respuesta?
R.:
Informarse de la edad masónica de un H:, es pedirle cual es su grado. El Aprendiz Masón tiene tres años, porque está iniciado en los Misterios de los tres primeros años.
P.:
¿Cuales son estos Misterios?
R.:
Son las analogías que se deducen de las propiedades metafísicas de los Números. La razón se fundamenta sobre estas nociones que se aplican para resolver problemas de la existencia.
P.:
¿Qué habéis aprendido por el estudio del Número Uno?
R.:
Que todo es uno, y que nada podría existir fuera del todo: "uno es el todo".
P.:
¿Cómo formuláis los principios que os revela el estudio del número dos?
R.:
A menudo la razón humana asigna artificialmente límites a lo que, en realidad es uno e ilimitado. Sólo lo percibimos diferenciando el objeto observado de su entorno.
Bajo este punto de vista, dos es el Número de la Ciencia. Pero al mismo tiempo representa un antagonismo que conviene conciliar.
P.:
¿Qué concluís de todo ello?
R.:
Que hay lugar a llevar la Dualidad hacia la Unidad por medio del número tres. El Ternario, síntesis de lo que parece opuesto, constituye para nosotros la representación inteligible de la Unidad. Por esta razón, la Masonería, recuerda la Luz del Ternario por sus principales símbolos.
P.:
¿En qué consiste el trabajo del Aprendiz?
R.:
En desbastar la Piedra Bruta, a fin de despojarla de sus asperezas y acercarla a una forma en consonancia con su destino.
P.:
¿Cuál es la Piedra Bruta?
R.:
Es el Profano, producto grosero de la Naturaleza, que el Arte de la Masonería debe pulir y transformar.
P.:
¿Cuáles son las Herramientas del Aprendiz?
R.:
El Mazo, el Cincel y la regla de 24 divisiones.
P.:
¿Qué representan?
R.:
La Regla de las 24 divisiones recuerda la alegoría egipcia de las 24 puertas atravesadas por el Sol en su marcha aparente y simboliza el día del Masón, para quien todas las horas deben ser empleadas útilmente; el Mazo representa la Voluntad, normalmente aplicada a la transformación del Profano en Iniciado; el Cincel perfecciona esta Gran Obra.
P.:
¿Qué significa la Marcha del Aprendiz?
R.:
El celo que debemos demostrar yendo hacia la Luz.
P.:
¿Cuales son vuestras ambiciones?
R.:
Una sola, aspiro a ser recibido entre los Compañeros.
Primer Vigilante:
Trabajad y perseverad.
Venerable Maestro:
H;. Experto, completad esta instrucción en el "Memento" del grado. Ejecutad los Signos y la Marcha mientras se explica.
 
 
Memento del Primer Grado
 
El H:. Exp:. se porie al orden entre Col:., saluda al V:. M:, y prosigue anunciando y ejecutando sucesivamente:

EL SIGNO DE ORDEN
Estando de pie, los pies en escuadra, llevar la mano derecha a la garganta, los cuatro dedos cerrados bajo la garganta y el pulgar separado formando la escuadra, el brazo y antebrazo horizontales, el brazo izquierdo caído a lo largo del cuerpo.
EL SIGNO PENAL O DE RECONOCIMIENTO
Estando al orden, retirar la mano derecha horizontalmente hacia el hombro derecho y dejarla caer a lo largo del cuerpo, el brazo alargado, describiendo también una escuadra.
LA MARCHA
Estando al orden, hacer tres pasos hacia adelante, saliendo con el pie izquierdo y llevando cada vez el talón del pie derecho contra el pie izquierdo, de modo que formen una escuadra; hacer enseguida el Signo de Reconocimiento.
EL TOQUE
El Toque se da tomándose recíprocamente la mano derecha y ejerciendo una presión marcada, con el pulgar curvado sobre la articulación del índice que une este dedo a la mano.
Es la petición de la "Palabra Sagrada" que se da en respuesta como sigue:
LA PALABRA SAGRADA
El H:, interrogado debe responder:
"Yo no sé leer ni escribir, sólo se deletrear; dadme la primera letra, yo os daré la segunda".
EL QUE PIDE: B.
EL QUE CONTESTA: O.
EL QUE PIDE: A.
EL QUE CONTESTA: Z.
AMBOS: BOAZ.
Esta palabra designa una de las columnas situadas a la entrada del Templo de Salomón y su significado es "CON FUERZA".
LA PALABRA DE PASO
No existe palabra de paso en el grado de Apr:. En el Rito Escocés Antiguo y Aceptado.
LA PALABRA DEL SEMESTRE
No existe palabra de semestre en la G:. L:. E:.
LA BATERIA
Tres golpes iguales dados con la palma de la mano derecha sobre la izquierda.
La aclamación sigue a la Batería.

LA ACLAMACIÓN ESCOCESA
¡HUZZE - HUZZE - HUZZE!
ORDEN DE DUELO
Estando en pie, se inclina la cabeza hacia el suelo y se apoyan los dedos índice y medio de cada mano sobre los párpados cerrados, teniendo el pulgar separado en forma de escuadra.
BATERIA DE DUELO
Dejando el orden de duelo, se extiende el brazo izquierdo, se coloca sobre el antebrazo la mano derecha y enseguida se golpea con ésta:
Un golpe diciendo: ¡"Gimamos"!
Enseguida dos golpes, diciendo: ¡"Gimamos"! ¡"Gimamos"!
Después tres golpes: ¡"Gimamos"! ¡"Gimamos"! ¡"Pero esperemos"!
Esta batería siempre se termina con una batería de júbilo o una batería de esperanza.
BATERIA DE ESPERANZA
Esperemos.
Esperemos con confianza.
Esperemos con confianza y serenidad.
LA EDAD
Tres años.
EL VESTIDO DEL APRENDIZ
El mandil de piel blanca, ribeteado de blanco,cuya baveta estara levantada y los guantes blancos.
LA CADENA DE UNION
Corta: Se efectúa alrededor del Cuadro de la Logia, las manos desnudas, los brazos cruzados sobre el pecho, el brazo derecho encima, los pies abiertos, todos los Oficiales dejan sus estrados.
Larga: Se emplea en la acogida de un Neófito, las manos desnudas, los brazos abiertos, los pies abiertos, si hay suficientes HH:. se ponen en pie pero no abandonan su sitio.
Las siguientes palabras son un ejemplo de como se exhortiza en la Cadena de Unión:
Regocijémonos HH:. por el trabajo cumplido fielmente.
Esforcémonos cada día para conseguir la perfección.
Fortifiquemos en nuestro corazón el amor a la verdad y el sentimiento de nuestros deberes.
Que nuestras tenidas sean más y más fuertes en la unión y la voluntad de ser útiles a nuestros semejantes.
Que ellas sean, siempre, un lugar de paz y virtud y que la cadena de unión sea cada vez más fuerte entre nosotros para que nada pueda quebrarla.